Público
Público

Esclavitud en Libia La UE y África acuerdan la repatriación "inmediata" de 3.800 migrantes desde Libia

El presidente de la organización ha anunciado un acuerdo entre la UE, la ONU y los estados africanos para acabar así con la situación "inhumana" de miles de subsaharianos, víctimas de la esclavitud en este país en el que "no hay Estado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Personas migrantes retenidas en un campo de detención en la localidad de Sabha, en el sur de Libia. OIM

La Unión Africana (UA) ha asegurado este jueves que va a actuar "inmediatamente" para repatriar a "3.800 migrantes" que se encuentran en Libia para cruzar el Mediterráneo a Europa por la situación "inhumana" en que se encuentran, dijo hoy en Abiyán el presidente de la comisión de ese organismo, Moussa Faki Mahamat.

Los líderes de la ONU, la Unión Europea (UE) y la UA, además de varios mandatarios de países europeos, acordaron anoche en el contexto de la cumbre euroafricana operaciones de evacuación de urgencia para las víctimas de trata en Libia.

"En coordinación con la UE, la ONU junto con la OIM (Organización Internacional de Inmigraciones) vamos a establecer un Grupo de Trabajo para actuar rápidamente", y evacuar "a 3.800" inmigrantes de Libia.

Según Mahamat, los representantes de la UA visitaron Tripoli y constataron "la situación inhumana" y han visto cómo "3.800 inmigrantes" se encuentran en Libia y que "todos quieren salir de ahí".

Por su parte, el presidente de la UA, el guineano Alpha Condé, aseguró que Marruecos fletará aviones para el proceso de retorno de los inmigrantes, así como otros países europeos y africanos que se han mostrado dispuestos a ello.

"En Libia no hay Estado", aseveró Condé, quien indicó que el país está dispuesto a dar el derecho de acceso a los aviones, una discusión conjunta con Marruecos, Alemania, Francia, entre otros.

Los líderes de nueve países europeos y africanos junto a la Unión Africana (UA), Unión Europea (UE) y Naciones Unidas acordaron llevar a cabo "operaciones de evacuación de urgencia" los próximos días para las migrantes víctimas de trata de seres humanos en Libia. La noticias la adelantó ayer el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el marco de la quinta cumbre euroafricana.

Aunque no estaba incluida en la agenda, ayer tuvo lugar una reunión urgente sobre Libia con diversos líderes europeos y africanos, incluido el presidente libio apoyado por la ONU, Fayez al Serraj. Entre los ejes del encuentro, celebrado a iniciativa de Macron, se encuentran "responder a la urgencia", es decir, "evacuar de Libia a aquellas y aquellos que puedan y quieran serlo", así como garantizar "el respecto del derecho de asilo en Europa" y "la lucha contra los traficantes y sus modos de financiación", afirmó el gobernante.

Los trabajos de evacuación, según dijo el presidente galo en una alocución, se realizarán "en los próximos días" y siempre en coordinación con "los países de origen".

Macron: "Lo que pasa en Libia es un crimen contra la humanidad"

Asimismo, adujo que Libia ─más bien, una de las facciones que gobiernan el Estado fallido tras la caída de Gadafi en 2011─ está dispuesta a ayudar a identificar esas "escenas de barbarie" y ha dado su acuerdo para que "el acceso pueda ser asegurado".

La cadena estadounidense CNN destapó hace unas semanas una supuesta venta de personas de origen subsahariano como esclavos en un lugar no identificado de Libia, lo que ha provocado la reacción internacional y ha sido tratado de manera unánime en la cumbre de Abiyán, que dio comienzo el miércoles y terminará este jueves.

Operación militar para acabar con los traficantes

Macron subrayó , en declaraciones a las televisiones RFI y France24 en Abiyán, que lo que sucede en Libia "es un crimen contra la humanidad", y apostó por una operación militar y policial para desmantelar las redes de traficantes de inmigrantes en el país norteafricano.

Según fuentes españolas, en esa reunión estuvieron por parte europea el jefe del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y la canciller alemana, Angela Merkel, entre otros, así como por parte de los africanos los presidentes de Chad, Idriss Déby, y de la Unión Africana (UA), el guineano Alpha Condé.

A ellos se unió también el secretario general de Naciones Unidas, el portugués Antonio Guterres.

Varios países subsaharianos como Costa de Marfil, Ruanda y Nigeria ya han anunciado la repatriación de sus compatriotas que se encuentran en Libia con el fin de atravesar el Mediterráneo para alcanzar Europa, la que se ha convertido -según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM)- en la "frontera más mortífera del mundo".