Publicado: 29.11.2016 12:51 |Actualizado: 29.11.2016 21:25

La Universidad Complutense plantea reducir de 26 a 22 sus facultades

El plan de reordenación presentado por el Rectorado contempla, además, una reducción de departamentos para situarlos en un número de entre 70 y 80 desde los 185 actuales

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Campus de la Universidad Complutense de Madrid.

Campus de la Universidad Complutense de Madrid.

MADRID.- El Plan Director de Reordenación de Estructuras de la Universidad Complutense (UCM) plantea reducir de 26 a 22 sus facultades (en lugar de rebajarlas a 17 como se barajaba en junio), uniendo Ciencias de la Información con Documentación; Económicas y Empresariales con Comercio y Turismo; Matemáticas con Estudios Estadísticos; y Políticas y Sociología con Trabajo Social.

La propuesta, que no es definitiva y que este martes se ha presentado ante el Consejo de Gobierno de la Universidad, plantea también que compartan la estructura gerencial las facultades de Ciencias Biológicas y Ciencias Geológicas; Filosofía y Filología; y Medicina y Enfermería.

Con ello, se rebaja el número de fusiones planteado inicialmente en junio y ya no se contempla la fusión de Medicina y Ciencias de la Salud (agrupa a Medicina, Enfermería, Odontología y Óptica), Ciencias Biológicas y Geológicas y Filosofía y Filosofía. Precisamente facultades como Filosofía o Enfermería habían sido críticas con la propuesta de fusión planteada inicialmente en junio.

El plan del Rectorado rebaja el número de fusiones planteado inicialmente en junio, cuando se planteaba reducir 9 facultades

La propuesta inicial de junio era lograr 17 facultades con la reestructuración que dejaba la siguiente composición: Ciencias Económicas, Empresariales, Comercio y Turismo; Ciencias de la Información y Documentación; Medicina y Ciencias de la Salud (que iba a agrupar a Medicina, Enfermería, Odontología y Óptica); Ciencias Matemáticas y Estudios Estadísticos; Filología y Filosofía; Ciencias Biológicas y Geológicas; Ciencias Políticas, Sociología y Trabajo Social; Psicología; Derecho; Informática; Educación - CFP; Bellas Artes; Veterinaria; Farmacia; Ciencias Químicas; Ciencias Físicas; Geografía e Historia. Ahora, se rebaja la fusión para pasar de 26 a 22 facultades.

Estos cambios, de salir adelante, no suponen la supresión de ninguna de las titulaciones actuales ni el despido de ningún trabajador de la Universidad, y la finalidad es "fundamentalmente académica y no económica", aunque "también tiene como valor añadido reducir costes estructurales para destinarlos a los fines de docencia, investigación y gestión", según la propuesta de la UCM.



Además de la reducción del número de facultades de 26 a 22, el Plan propone una reordenación de los Departamentos para situarlos en un número de entre 70 y 80. "La propuesta inicial es de 70 departamentos, 16 de ellos interfacultativos y 54 intrafacultativos".

Otra de las propuestas es la creación de cinco áreas de gestión conjunta que aglutinen, tanto por ubicación geográfica como por disciplinas, los servicios de gestión a estudiantes y de personal: Área de Somosaguas, Área de Sociales-Moncloa, Área de Ciencias, Área de Humanidades, Área de Ciencias de la Salud.

Asimismo, dentro del organigrama de cada Facultad se propone la creación de una nueva Unidad de Apoyo a la Docencia e Investigación, "para la prestación de servicios especializados y de apoyo ahora inexistentes o deficitarios en estas cuestiones".

Consenso en febrero

El rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas, ha subrayado en el Consejo de Gobierno que ahora se abre un proceso de debate sobre el plan de reestructuración y que, por tanto, no es definitivo. El Plan propone también un calendario para la presentación de observaciones y propuestas por parte de comunidad universitaria y para la discusión en los órganos colegiados que conducirá a un segundo borrador y, eventualmente, a su sometimiento a final al Consejo de Gobierno para su aprobación. La idea es tratar de lograr un consenso de cara a febrero.

Según recalca la universidad, el plan busca "enriquecer la oferta académica de la Complutense" y se mantiene "el compromiso" con el empleo, pues subraya que la UCM "necesita incorporar personal y rejuvenecer" sus plantillas de Personal de Administración y Servicios y de Personal Docente e Investigador (PDI), como ya lo está haciendo.

Subraya que la finalidad del Plan "es fundamentalmente académica y no económica, aunque también tiene como valor añadido reducir costes estructurales para destinarlos a los fines de docencia, investigación y gestión". Otro objetivo es "reconfigurar los servicios administrativos, atendiendo a los cambios que permiten las tecnologías actuales y creando nuevos servicios que respondan a las nuevas necesidades que han aparecido en los últimos años".

Plataforma contra las fusiones

Por su parte, la Plataforma para la Reestructuración en la Universidad Complutense, que agrupa a los críticos con los planes de reestructuración de facultades en la institución, ha afirmado este martes que seguirá "presionando" para que se mantengan las cuatro facultades que se propone reducir el Rectorado. "Vamos a reclamar que estas cuatro Facultades permanezcan como tales aunque sean trasladadas o compartan gerencia", expone la mencionada plataforma.

En un comunicado, la plataforma valora que se "salven" de este plan de reestructuración las facultades "sentenciadas". Además, tilda de "dramático" el caso de Documentación que se suma a una "masificada" Facultad de Ciencias de la Información.

En todo caso, la Plataforma "considera un éxito haber conseguido frenar y reconducir un plan que atacaba gravemente nuestra definición de la calidad académica", expone para subrayar que seguirá "presionando" para evitar la "desaparición de cuatro facultades que no deben desaparecer". Aparte, la plataforma considera como "acierto" la unificación de gerencia de diversos centros y el traslado de facultades que se preservan.