Público
Público

Universidades públicas: muchas alumnas, pero pocas catedráticas

La presencia femenina es mayoritaria entre los estudiantes, mientras que las mujeres tienen un peso inferior a los hombres en la docencia y en los órganos de gobierno.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 6
Comentarios:

Varios estudiantes en una facultad. EFE

@vicente_clavero

MADRID.- La masiva incorporación de la mujer a la educación superior a lo largo de las últimas décadas ha hecho que su presencia sea hoy mayoritaria en las aulas. Sin embargo, ese proceso se ha desarrollado de forma mucho más lenta en el primer nivel del estamento docente, de modo que casi ocho de cada diez catedráticos son varones.

Los últimos datos facilitados por la Conferencia de Rectores (CRUE) cifran en 1.139.841 el número de alumnos matriculados en las universidades públicas españolas, tanto presenciales como no presenciales. De ellos, 607.802 (el 53,32% del total) son mujeres; hombres hay menos, concretamente 532.039 (el 46,68%).

La presencia femenina es mayor en ramas de la enseñanza como Artes y Humanidades (61,24%), Ciencias Sociales y Jurídicas (60,49%) y no digamos ya Ciencias de la Salud (70,20%). En cambio, la masculina predomina por poco en Ciencias (53,09%) y claramente en las ingenierías y Arquitectura (73,97%).

En todas las comunidades autónomas están matriculadas más alumnas que alumnos, salvo Madrid, donde son el 48,83%, y Cantabria (49,62%). Destacan La Rioja, con un 58,23%; Canarias, con un 57,07%; Murcia, con 55,98%, y Aragón, con un 55,25%.

Mientras que las mujeres tienen un peso mayor en la base estudiantil de las universidades públicas españolas, la correlación de fuerzas en la cúspide es justo la contraria. Existen 10.242 catedráticos, pero nada más que 2.128 de ellos (el 20,77%) no son hombres.

Campus de la Universidad Autónoma de Barcelona.

De siete categorías docentes que computa la CRUE, la presencia femenina sólo es mayoritaria en la de ayudantes doctores (50,79%), la segunda con una vinculación laboral más precaria, después de los profesores asociados, que compaginan su trabajo en las aulas con el ejercicio profesional.

La situación en los órganos de gobierno no es más equilibrada, como se demuestra en el caso de la mayor universidad presencial de España: la Complutense de Madrid. El rector y nueve de los catorce miembros de su equipo son varones, y otro tanto ocurre con el 55% del Consejo de Gobierno, el 60% del Claustro y el 56% del Consejo Social.