Público
Público

Urgencias Cifuentes niega los colapsos en los hospitales y culpa a los trabajadores de generar alarma

La presidenta regional acusa a Podemos y a "su sindicato afín" de "denigrar la sanidad" tras llevar a la Asamblea las denuncias de los trabajadores del Hospital La Paz, cuyas urgencias sufren colapsos semanales. La Consejería ha contratado a 180 personas ante los "picos de actividad" en varios hospitales madrileños. 

Publicidad
Media: 3.70
Votos: 10

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, durante su intervención en el pleno de la Asamblea de Madrid.- EFE

La situación en las urgencias del Hospital Universitario La Paz sigue siendo insostenible para todos menos para el Gobierno de Cristina Cifuentes. Cada semana se producen nuevos colapsos y, a medida que avanza la temporada invernal y se mantienen los niveles de contaminación ambiental, la saturación se extiende a otros hospitales públicos de Madrid, como el Gregorio Marañón y el Ramón y Cajal, que los últimos días también han sufrido colapsos, según fuentes sindicales. De hecho, el sindicato CSIF ha denunciado que la saturación comienza a ser generalizada en prácticamente todo el país debido a la falta de personal. En concreto, apunta a los más de 50.000 profesionales de la sanidad pública que se han ido perdiendo desde el verano.

El caos imperante en La Paz, donde los trabajadores denuncian colapsos cada semana, casos de estrés y ansiedad en el personal de enfermería, desbordado por la carga de trabajo; falta de espacio y material e infraestructuras en mal estado o, directamente, obsoletos y hacinamiento de los pacientes ha saltado al ruedo político esta semana, aunque el Gobierno regional y el PP de Madrid insisten: sólo hay "picos puntuales de actividad". Es lo que lleva repitiendo la gerencia del este hospital público desde que los trabajadores comenzaron su campaña de denuncia en redes sociales y medios de comunicación. 

La presidenta de la Comunidad, Crisitina Cifuentes, lejos de atender las demandas de los profesionales sanitarios de este hospital público, este jueves ha negado en el pleno de la Asamblea de Madrid que haya carencias de ningún tipo. La portavoz de Podemos en la Cámara, Lorena Ruiz-Huerta, que visitó hace unos días las urgencias del hospital, le ha relatado a la presidenta las denuncias del colectivo.

"¿A quién vamos a creer, a usted o al personal de enfermería que vuelve a casa llorando cada noche porque tiene que trabajar a un ritmo frenético en medio del caos por falta de recursos y personal?", le ha preguntado Ruiz-Huerta.

Sin embargo, Cifuentes le ha respondido que le parece "intolerable que creen alarma social y den una imagen tercermundista de nuestra sanidad". Ha insistido en que la valoración de los ciudadanos en cuanto a la atención médica es "muy buena", que seis de los 34 hospitales madrileños están entre los diez mejores de España y que el primer puesto lo ocupa precisamente La Paz. "Funciona de manera excelente y sus urgencias, también", ha recalcado. La presidenta también ha repetido que no hay que confundir una "situación coyuntural por mayor afluencia de personas con un colapso de las urgencias" y ha criticado tanto las denuncias de Podemos como las de "su sindicato afín". "Debería darles vergüenza denigrar la sanidad pública", ha zanjado.

En realidad, serían dos los sindicatos afines a Podemos, según Cifuentes. Por un lado, el Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS), muy activo en este hospital durante los últimos meses, y el SATSE, sindicato de enfermería, que ha publicado varios comunicados denunciando esta situación.

De hecho, el SATSE respondió el martes a las primeras declaraciones de Cifuentes negando los colapsos en La Paz. "Las declaraciones de la presidenta quitando hierro a la saturación del Servicio de Urgencias no ha hecho más que incrementar el malestar de profesionales y usuarios", aseguró en un comunicado en el que insistía en que esos "picos de actividad" de los que hablan Cifuentes y su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, "llevan produciéndose desde hace años".

Los sindicatos reclaman que se aumente el número de camas en las urgencias, de las 62 actuales, que siempre acaban acogiendo al doble o incluso el triple de pacientes, hasta las cien, y que se aumente el número de personal de enfermería, auxiliares y celadores en cada turno.

No hay picos cuando hay partido de Champions

Por su parte, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, negó también estos colapsos el miércoles en un desayuno informativo. Aseguró que hay un repunte de afluencia en invierno y, sobre todo, "después de los puentes y festivos". Aseguró que mucha gente acude directamente a La Paz por el prestigio del centro e, incluso, se atrevió a ironizar con que no entiende que esos picos de afluencia no se produzcan "cuando llueve, o hay partidos de la Champions".

Aún así, anunció que se han contratado a 180 profesionales sanitarios entre enfermeras, auxiliares y celadores para varios hospitales públicos de Madrid. Sin embargo no concretó mucho más. Fuentes de la Consejería han explicado a Público que se ha reforzado con cinco enfermeras y cinco auxiliares de enfermería en el hospital de La Paz, aunque no han sabido precisar cuándo se han incorporado. Como es habitual, son contratos temporales, "refuerzos puntuales" que "se mantendrán mientras sean necesarios", precisan.

Las mismas fuentes insisten en que estas incorporaciones no tienen nada que ver con las previstas para el conocido "plan de invierno", que se presentará la próxima semana y que se elabora anualmente para hacer frente a la campaña de gripe. Recuerdan que se están terminando obras en las urgencias que supondrán diez camas adicionales en el área de traumatología y que ya se han licitado las obras de remodelación y ampliación de las urgencias por valor de 13,7 millones. Serán unas obras por fases para las que aún no hay fecha, explica la Consejería. Pocas novedades, lamentan fuentes sindicales.

Sin embargo, desde el SATSE replican que  "no hay que esperar a la gripe para poner en marcha el Plan de Invierno" y que "una correcta dotación de los Servicios, el de Urgencias incluido, paliaría bastante los problemas que sufren la mayoría de los Servicios de Urgencias y muy especialmente el de La Paz”.

Dada la situación, el pasado 4 de diciembre los representantes de los trabajadores en el Comité de Salud Laboral interpusieron una denuncia a la Inspección de Trabajo y una visita del organismo ha constatado que "faltan medios, faltan profesionales y el espacio disponible no es el correcto para asumir al número de pacientes que se atienden en la Urgencia", ha informado el sindicato de enfermería.

Imagen del colapso en las urgencias de La Paz de esta semana.

El MATS, por su parte, incide en que desde el hospital y la Consejería "se limitan a poner parches cuando la situación resulta escandalosa ante la opinión pública y nada más", y añaden que "el deterioro de los hospitales, las urgencias, las instalaciones, los cuidados, etc; se deben a la falta de inversión en todas las áreas que son necesarias: mantenimiento, personal o cierre de camas. Todo esto forma parte no solo de una gestión nefasta sino de una política consciente del gobierno y la administración para desmantelar la sanidad pública".

Según la memoria anual del Hospital de la Paz, en 2016 hubo 47.116 ingresos, unos mil más que en 2015, pero el número de camas se quedó en 1.254, medio centenar menos que el año anterior. También evidencia un aumento de actividad en la urgencias, que atendieron casi 230.000 personas, 11.000 más que el año anterior. Sin embargo, el personal del hospital se redujo en más de 50 personas de un año a otro, sobre todo en personal de enfermería, auxiliares y celadores.