Publicado: 03.09.2015 12:53 |Actualizado: 03.09.2015 18:53

El verano termina con un balance
de 225 fallecidos en las carreteras,
cinco más que el año pasado

Sin embargo, en lo que llevamos de 2015 han muerto 727 personas, 16 menos que en el mismo periodo de 2014. En julio y agosto se registraron 81 millones de desplazamientos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Accidente de tráfico en Navarra. E.P.

Accidente de tráfico en Navarra. E.P.

MADRID.- Un total de doscientas veinticinco personas han fallecido durante los meses de julio y agosto en las carreteras españolas, cinco más que en el mismo periodo del año pasado, lo que representa un incremento del 2%.

Sin embargo, la siniestralidad en 2015 continúa descendiendo, de tal forma que hasta las doce de la noche de ayer se llevaban contabilizadas 727 víctimas mortales, 16 menos que en 2014, lo que supone un descenso del 2%, según los datos facilitados este jueves en rueda de prensa por la directora general de Tráfico, María Seguí.



En lo que va de año los mayores incrementos de siniestralidad se han registrado en Catalunya y Euskadi, con diecinueve víctimas mortales más en ambos casos, mientras que en el resto de comunidades autónomas hay 54 víctimas mortales menos en conjunto.

Durante los pasados meses de julio y agosto se han registrado 81 millones de desplazamientos por carretera, un 3% más que el verano pasado, y el 27% de las víctimas mortales fallecieron en los tramos de especial peligrosidad identificados por la Dirección General de Tráfico.

Treinta de los fallecidos en turismo o furgoneta no hacían uso del cinturón de seguridad y seis de los usuarios de vehículos de dos ruedas no llevaban casco.

La directora general de Tráfico, María Seguí. EFE/Fernando Villar

Treinta de los fallecidos en turismo o furgoneta no hacían uso del cinturón de seguridad y seis de los usuarios de vehículos de dos ruedas no llevaban casco.

Por meses, hubo seis fallecidos más en julio y uno menos en agosto. En concreto, en julio se produjeron 104 accidentes mortales en los que fallecieron 113 personas, mientras que en el mes de agosto se registraron 96 accidentes en los que murieron 112 personas. En cuanto a la movilidad, en estos dos meses se han producido 81,1 millones de desplazamientos de largo recorrido, lo que supone un aumento del 3,4% respecto al verano pasado.

Respecto a las comunidades autónomas, los mayores incrementos de siniestralidad durante el verano se han registrado en Cataluña (con 19 víctimas mortales más, un 20%) y País Vasco (con 19 víctimas mortales más), mientras que en el resto hay 54 fallecidos menos, lo que supone un descenso del 8,5%. Andalucía, Aragón, Comunidad Valenciana, Extremadura y Navarra, son las que han terminado con un balance positivo respecto al año anterior.

El 27% de las víctimas mortales fallecieron en tramos de especial peligrosidad identificados por la DGT. Precisamente, el estado de las carreteras ha sido otro de los puntos que la responsable de la DGT ha abordado, remarcando que "influye" en la mortalidad, si bien este órgano "no tiene competencia" para intervenir.