Público
Público

El obispo de Canarias indigna a las víctimas de Spanair al equiparar su dolor con el que le provoca que una drag queen gane el carnaval

Francisco Cases afirma en una carta en la que muestra su indignación por el ganador de la gala Drag Queen de las Palmas de Gran Canaria, que su día más triste hasta ahora era el día del accidente de Spanair pero "a partir de hoy diré que estoy viviendo ahora el día más triste de mi estancia en Canarias".

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6
Comentarios:
El obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases (d), y el director provincial de Cáritas, Pedro Herranz, presentaron el balance de actuación de Cáritas durante 2014. (EFE/Elvira Urquijo A.).

Foto de archivo del obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases. EFE/Elvira Urquijo A.

La Asociación de Víctimas de Spanair ha expresado su indignación por la alusión que ha hecho a ellas este martes el obispo de Canarias a cuenta del ganador de la gala Drag Queen de las Palmas de Gran Canaria tras considerarlo una  "blasfemia" que le entristece más que el trágico accidente.

El obispo de Canarias, Francisco Cases, una carta publicada en relación a este tema ha afirmado que cuando le preguntaban por su día más triste desde que llegó a las islas "hasta ahora respondía que el día del accidente en Barajas del avión que partía hacia Gran Canaria (el siniestro del JK5022, en el que murieron 154 personas, muchas de ellas fieles de su Diócesis). A partir de hoy diré que estoy viviendo ahora el día más triste de mi estancia en Canarias".

En esta carta se quejó de la "frivolidad blasfema" que, a su juicio, fue premiada en la Gala Drag de la capital canaria, cuyo premio se llevó una "reinona" vestida de la Virgen y de Cristo crucificado.

La presidenta de la asociación de víctimas, Pilar Vera, ha difundido a través de su cuenta de Twitter un comunicado de contestación a esas palabras, ante las que no puede "permanecer impasible", subraya, porque considera que evidencia que el obispo Cases puede haber "olvidado" lo que supuso aquella tragedia.

"¿No podía usted citarnos en todas las ocasiones que ha tenido la oportunidad de hacerlo y no precisamente con un hecho que le ha producido más tristeza que la muerte y destrucción no solo de 154 personas, sino de sus familias?", se pregunta Pilar Vera.

La portavoz de las familias del JK5022 reconoce al obispo Francisco Cases que les permita celebrar en la catedral de Las Palmas de Gran Canaria la misa con la que cada 20 de agosto recuerdan a las víctimas del vuelo, aunque no la oficie él, sino "un sacerdote", remarca, porque "su presencia está reservada" para los actos a los que acuden "las altas instituciones".

En este contexto, Vera reprocha al obispo de Canarias que "en todo este tiempo nunca se haya dirigido "a su asociación, por lo que le lanza este mensaje: "Por favor, si nos ha olvidado, como ha hecho gran parte de la sociedad que ya solo pregunta por las indemnizaciones y no por la lucha que mantenemos por lograr verdad y justicia, hágalo del todo" una última frase que ha querido remarcar en mayúsculas.

Además, insta al obispo a que en la misa que ha convocado para pedir "perdón" por los agravios a la fe católica que, a su entender, se cometieron anoche en la Gala Drag Queen tenga presente a las 172 personas que iban en el avión de Spanair y a sus familias, que nada hicieron "para ser castigados tan cruelmente" ni tampoco para que se les recuerde "por cuestiones tan alejadas" de su "triste y dolorosa realidad cotidiana"