Público
Público

Violencia de género El contrato de las trabajadoras del 016 se extiende hasta el 12 de junio pero su continuidad está en el aire

El número de teléfono de denuncia de violencia machista pende de un hilo. Atenzia, la empresa que ganó la adjudicación de la contrata (y que debería haber asumido su gestión el pasado 1 de junio) no ha asumido el control del servicio. A las trabajadoras se les ha ampliado el contrato hasta el 12 de junio, pero desconocen las condiciones a partir de ese momento.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

telefono maltrato 016

Las trabajadoras del 016, el sistema de atención a víctimas de violencia género, seguirán en sus puestos hasta el próximo 12 de junio, manteniendo este servicio fundamental funcionando. Así lo acordó el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (responsable de este recurso) con la empresa Arvato Qualytel, que gestionaba este servicio hasta el pasado 1 de junio y que decidió ampliar el contrato de las 23 trabajadoras de este recurso ante la negativa de la nueva adjudicataria a tomar el testigo.

El pasado mes de abril, la empresa Atenzia, ganó el concurso para gestionar el 016 al ser la única empresa en presentarse al pliego de condiciones hecho público por el ministerio. La que hasta entonces había gestionado este servicio decidió no concursar, al entender que con las condiciones económicas (no se había incrementado el presupuesto en los últimos años) no podía seguir cumpliendo este cometido. Sin embargo desde abril Atenzia no se había reunido con las trabajadoras del servicio, ni les había confirmado su puesto de trabajo ni las condiciones. Esto sólo ocurrió el pasado jueves y la empresa afirmó, según fuentes sindicales, que no estaba en condiciones de mantener todos los puestos, ni garantizar que todos fueran a jornada completa.

En una reunión de representantes del ministerio con las trabajadoras el pasado viernes, fuentes del ministerio afirmaron, además, que hasta ahora el secretario de Estado de Asuntos Sociales e Igualdad, Mario Garcés, no había firmado el contrato con la nueva adjudicataria, por lo que entienden que no ha entrado en vigor. Para los sindicatos esto es "inadmisible". Denuncian que Atenzia está ahora intentando negociar y presionar al ministerio para que incremente los fondos para este servicio o intentando cambiar las condiciones de las trabajadoras del 016.

Según las propias trabajadoras de este servicio, Rebeca Palomo, Subdirectora General de Coordinación Interinstitucional en Violencia del ministerio de Igualdad, les comunicó, además,  que "la continuidad del Servicio 016 está en el aire" y que su departamento sólo intervendrá tras la caída del servicio ante la jurisdicción contencioso-administrativa y que la delegación del Gobierno para la violencia de género "no tiene clara la normativa laboral aplicable al equipo del servicio
016 en el cambio de empresa"  y que ha elevado una consulta aclaratoria a la Abogacía del Estado sobre este tema.

Fuentes sindicales de CCOO afirmaron a Público que lo que pretende Atenzia es cambiar ahora las condiciones del pliego del concurso público para ahorrar gastos. "Arvato ha decidido ampliar el contrato de estas trabajadoras hasta el día 12 de junio, pero no sabemos que pasará el día 13. Estamos hablando de un servicio que salva vidas", afirmaron.

La situación de cambio de titulares en el ministerio a raíz de la moción de censura que desalojó al Partido Popular del Gobierno, viene a complicar este situación. Si el contrato con la nueva adjudicataria no está firmado, tampoco está claro quién tiene que asumir esta responsabilidad desde este momento. 

Público ha solicitado información al ministerio de Igualdad, que no ha respondido. Las trabajadoras del 016 afirman que el ministerio seguirá adelante con la ejecución del contrato, aunque no se haya firmado aún, lo que impide exigir responsabilidades a Atenzia por no haberlo ejecutado.

Hace un par de días las trabajadoras del 016 pusieron en marcha una petición de firmas en la plataforma Change.org. En ella afirman que "el servicio 016 lleva once años al frente de la lucha contra la violencia de género, escuchando, informando y asesorando a las mujeres maltratadas y a su entorno. Sus 23 trabajadoras prestan esta atención confidencial las 24 horas de los 365 días del año, con una media de más de 6.000 llamadas cada mes. Es un ejemplo y un referente internacional en el que se miran otros países".

Las trabajadoras denuncian un enfoque político y mercantilista, "que lo gestiona como un negocio privado, está poniendo en peligro su continuidad, sin importarle recortar la labor profesional de su equipo ni el daño para las mujeres que supondría perderlo". La campaña cuenta con cerca de 5.000 firmas.