Público
Público

Violencia de género ¿Por qué los hombres matan a las mujeres? O cómo desvirtuar la violencia machista

Un estudio que está llevando a cabo el Ministerio de Interior sobre las causas que impulsan a los hombres a asesinar a las mujeres y que ha sido publicado por El País, ha hecho saltar las alarmas de organizaciones y expertos en género. El PSOE ha pedido la comparecencia urgente del ministro Zoido en el Congreso.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 10
Comentarios:

Cruz formada en la Puerta del Sol por la asociación Ve-La Luz contra violencia de género. E.P.

Dos artículos publicados por el diario El País en días consecutivos (parte I y parte II) que dan a conocer un amplio estudio que está llevando a cabo el Ministerio del Interior sobre las causas que impulsan a los hombres a asesinar a las mujeres, han encendido una viva polémica entre organizaciones y expertos en estudios de género, políticos y organizaciones feministas.

El periódico de Prisa se hace eco de lo que llama 'proyecto de investigación inédito en España' que aparentemente está llevando a cabo el Ministerio de Interior, sin contrastar con expertos, analizar metodología o cuestionar resultados y conclusiones.

Según el reportaje, en la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, 'han pensado" que hacer un análisis pormenorizado de los casos de asesinatos machistas "puede arrojar algunas claves" sobre las causas que han impulsado a los hombres que han asesinado a sus parejas o exparejas a dar ese terrible paso y buscar las causas que hacen que haya "una gota que colma el vaso" y los convierte en un asesinos.

El estudio pretenden buscas indicadores que permitan prevenir estos crímenes detectando y sumando indicadores de “riesgo homicida” en las comisarías y cuarteles donde se realizan las denuncias.

Según lo publicado, esta investigación está dirigida por un comandante de la Guardia Civil, doctor en psicología (José Luis Gonzalez) y por un policía, también doctorado en psicología (Juan Luis López-Osorio) y cuenta con un equipo de 500 personas, la mayoría estudiantes de psicología y criminología y algún catedrático de las mismas áreas, de un nutrido número de universidades de toda España, sin resaltar que ninguno de ellos tenga una particular especialización en violencia de género, ni estudios en perspectiva de género.

"Este tipo de estudios pueden tener un razón de ser si están bien hechos. Pero partir de ese razonamiento y llegar a conclusiones ajenas a la realidad, es un despropósito"

"Este tipo de estudios pueden tener una razón de ser si están bien hechos para ver si existen factores de riesgo. Pero partir de ese razonamiento y llega a una conclusión ajena a la realidad, que incluso llega a afirmar que el machismo no tiene nada que ver con la violencia de género en los homicidios, es un despropósito y un desconocimiento de la realidad social en a que vivimos", afirma Miguel Lorente, exdelegado de Violencia de Género.

Lorente hace referencia a una parte del artículo que afirma que "la etiqueta global de violencia de género incluye todos los homicidios de pareja y se ha demostrado útil para llevar esa macabra contabilidad, pero inútil para atajarla, porque el número apenas varía año a año: 60". Y añade que “decir que todo es machismo es quedarse en la superficie, hay que averiguar qué detona esa agresividad mortal”, señalan los coordinadores del proyecto..."

Y es que el artículo, escrito con un tono rotundo y cientificista, llega a conclusiones peligrosas e intenta dar verosimilitud a afirmaciones difíciles de entender. Así, hablando de alguno de los supuestos grandes descubrimientos del estudio afirma que "frente a la idea generalizada —e impartida en universidades— de que la violencia de género implica una escalada (tensiones, agresiones verbales, físicas, falsa luna de miel y manipulación emocional...), existe un dato novedoso y desconcertante: en el 45% de los casos los hombres que asesinaron a sus parejas no tenía ningún antecedente violento conocido, entrarían dentro de un amplio grupo que podría calificarse como agresores ocasionales"y, por tanto, impredecibles".

Pero el hecho real es que en España, según datos de 2016 hay un 75% de mujeres víctimas de violencia de género que no denuncian las agresiones y, según Lorente, la mayoría de las asesinadas proceden de este grupo. 

Para Lorente "hay un gran desconocimiento en este estudio. Antecedentes de violencia hay en un número elevado de casos. Pero otro problema es no saber para qué sirve la violencia de género, que es la primera regla a aprender. Es una violencia para controlar, no para dañar.  Hay muchas víctimas que afirman que su marido no les ha pegado, pero que ellas no les han dado motivos. Otras que afirman que su marido le pega, pero que eso significa que al menos le importan. Otras, que, incluso teniendo las agresiones grabadas en vídeo no denuncian".

Es más, un 44% de mujeres de nuestro país manifiestan que no denuncian a sus parejas porque la violencia que sufren no es suficientemente grave y que forma parte de la normalidad, "pero no se puede afirmar que esa violencia no ha existido", añade Lorente.

El estudio se empeña en tipificar los tipos de agresores. Así afirma que "según las primeros análisis del minucioso trabajo, habría un 20% de agresores que podrían considerarse "sociópatas", hombres con dificultades de integración social, con antecedentes penales o policiales; un 30% que serían inestables emocionalmente. Y un 5% podría clasificarse como psicópatas".

De hecho el reportaje incluye un gráfico cuyo eje vertical mide la 'maldad' y el eje horizontal la 'locura y los trastornos' y afirma que "las variables psicosociales más comunes a todos los casos analizados servirán de indicadores para mejorar la llamada 'Escala del Riesgo Homicida'".

"Es demostrativo de que quién está dirigiendo o coordinando este proyecto no es conocedor de la violencia de género. Y esto es muy preocupante.  Si intentas analizar al hombre que mata a su pareja sin tener en cuenta todo lo demás, las conclusiones que obtendrás son equivocadas, porque están haciendo el viaje en dirección contraria. En lugar de empezar por el desigualdad, el machismo, el acoso, la violencia… han empezado por los homicidios".

"Aquí estamos volviendo a lo que había hace 30 años que limitaba la violencia de género a determinados rasgos agresores: alcohol, drogas, enfermos mentales o trastornos de la personalidad"

"Aquí estamos volviendo a lo que había hace 30 años, que limitaba la violencia de género a determinados rasgos agresores: alcohol, drogas, enfermos mentales o trastornos de la personalidad", añade Lorente

"Una idea que está detrás de esto, que es la perversidad de las mujeres… que esto es todo una exageración del feminismo para tener espacios de poder e instrumentalizar a las víctimas. De repente te encuentras con el cientificismo. Es decir, coger datos científicos que son ciertos, pero interpretarlos de forma ideológica para reforzar tus posiciones", concluye Lorente.

Para Graciela Atencio, directora de Feminicidio.net, lo que revela el texto de El País es que el informe "desconoce la violencia de genero como transversal y estructural y que abarca a toda la sociedad y se centra en casos concretos" y resalta que una cosa que no se conoce es la metodología, ni las fuentes ni los expertos que lo realizan".

El PSOE pide la comparecencia del ministro

El partido Socialista ha pedido la comparecencia urgente del ministro de interior en el Congreso para dar explicaciones sobre la investigación.

Para la portavoz de Igualdad del grupo Socialista en el Congreso, Ángeles Álvarez, según lo adelantado por El País, el estudio emprendido por el Ministerio del Interior “implica una visión ya desechada por los investigadores en esta materia” y ha recordado que los expertos han apuntado siempre la necesidad de no confundir los “factores de probabilidad” con la “causa-origen” de ese tipo de violencia.

Para Alvarez, si la investigación apunta a lo recogido por los medios de comunicación, esto implicaría “un retroceso y un enfoque que va contracorriente de las investigaciones y estudios que en las últimas décadas se han llevado adelante en esta materia”.

"Lo conocido hasta el momento por las informaciones publicadas está fuera de la realidad, es exculpatorio y cuasi justificativo".

Por ello, Álvarez cree urgente que comparezca el Ministro del Interior a fin de aclarar esta circunstancia y recuerda que “la violencia machista no debe confundir nunca las causas primarias de la violencia contra las mujeres con los factores que hacen que aumente una probabilidad de maltrato o indicadores que predigan peligrosidad extrema y que se enmarcan en el ámbito del estrés-psicosocial o la incapacidad de controlar la ira”. “Este es un debate que afecta de manera estructural al modelo de intervención y respuesta a esta forma de violencia”, recalcó.

La diputada socialista ha manifestado que “esa investigación es necesaria pero lo adelantado a los medios apunta un error de enfoque o de comunicación del Ministerio”. “Lo conocido hasta el momento por las informaciones publicadas está fuera de la realidad, es exculpatorio y cuasi justificativo”, ha dicho la portavoz socialista, que manifiesta su “asombro e inquietud” ante una línea de investigación que ha calificado de "enfoque distorsionante".

Álvarez ha criticado, también que la información se haya conocido a través de los medios de comunicación, en lugar de aportarla en sede parlamentaria, como ya había solicitado meses atrás el PSOE.