Público
Público

Violencia de género "Las mujeres están cansadas porque la igualdad es una falacia"

Núria Varela, periodista y escritora afirma que el "mantra que dice que las nuevas generaciones han crecido en igualdad", es sólo una nueva forma de misogínia. La mayoría de las mujeres se sienten "cansadas" por la desigualdad que no disminuye.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4
Comentarios:

La escritora Nuria Varela.

Núria Varela, que fue directora del gabinete del Ministerio de Igualdad en la primera legislatura del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, se muestra convencida de que el machismo se manifiesta "de una forma más sutil" desde que "parte de la sociedad rechaza la misoginia tradicional".
La periodista y escritora, nacida en Asturias aunque ha desarrollado la mayor parte de su vida en Madrid, acaba de publicar el libro "Cansadas. Una reacción feminista frente a la nueva misoginia" (Ediciones B), su quinto volumen, donde vuelve a repasar el contexto social desde una mirada feminista.

Varela recuerda que en los últimos años cuando preguntaba a sus compañeras cómo estaban, todas contestaban "bien, cansadas pero bien", así que se propuso responder por qué había tantas mujeres "cansadas".

"Me di cuenta de que nuestro cansancio tiene dos vertientes, una de cansancio físico que tiene que ver con la imposición de la belleza, con la violencia, y una parte de hartazgo. Cargamos con el cansancio de estar hartas de una realidad profundamente desigual", concluye la autora.

"Es una falsedad que toda la sociedad está a favor de la igualdad y en contra de la violencia de género", denuncia Varela, que ve la "nueva misoginia en la hipersexualización de las niñas" o en el resurgimiento de "los mitos del amor romántico, que son una forma de control sobre las expectativas de libertad de las mujeres y que afecta cada vez a chicas más jóvenes".

"Es una falsedad que toda la sociedad está a favor de la igualdad y en contra de la violencia de género"

"Ahora mismo estamos educando a las niñas en dos vías que se contradicen: por un lado les decimos que pueden ser presidentas del gobierno o ingenieras de la NASA, y por otro lado las cargamos con todos los mensajes del 'princesismo' y los mitos de belleza", analiza Varela.

La periodista advierte de que "cada vez que hay un avance en los derechos de las mujeres, hay una reacción patriarcal, y la última no se está produciendo porque las mujeres hayamos llegado a la igualdad, sino porque lo parecía".

Ante esta reacción, Varela ha decidido recoger sus reflexiones y experiencias en el libro, porque "las mujeres escriben poco sobre ellas" y es necesario "tender puentes generacionales para no empezar siempre de cero, uno de los motivos del cansancio" del género femenino.

"No existimos en la memoria colectiva, por eso la gente más joven agradece ver la experiencia de otra generación"

"No existimos en la memoria colectiva, por eso la gente más joven agradece ver la experiencia de otra generación", explica la escritora, que celebra que el libro haya tenido buena acogida en mujeres de edades distintas y lo atribuye a que "los problemas son comunes porque no conseguimos resolverlos, o pensábamos que sí los habíamos resuelto y ahora vemos que no, como pasó con el aborto".

Varela trabajó en el Ministerio de Igualdad cuando éste aprobó la despenalización de la interrupción del embarazo, una etapa que recuerda como "un paso adelante simbólico que desde el primer minuto fue objeto de todo tipo de agresiones".

Quien fue directora del gabinete de la entonces ministra Bibiana Aído hace memoria y explica que la asociación conservadora HazteOír.org llegó a enviarles "muñequitos, como fetos, todos los días", una experiencia desagradable que "hay que reivindicar porque no puede ser que en unos años nadie se acuerde de que esto pasó"