Público
Público

Violencia machista Condenado a dos años de cárcel un tuitero que pedía que se doblaran las cifras de muertas por violencia machista

"53 asesinadas por violencia de género machista en lo que va de año, pocas me parecen con la de putas que hay sueltas". tuiteó. El tribunal quedó "perplejo" cuando el acusado dijo que pretendía "sensibilizar" sobre este problema

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 6
Comentarios:

Pancartas contra la violencia machista durante el 7-N / Sara Plaza

La Audiencia Nacional ha condenado a dos años de prisión a un tuitero acusado de enaltecimiento del terrorismo y delitos de odio que confió en que se lograra doblar la cifra anual de mujeres asesinadas por sus parejas.

B. J. M. H., de 21 años, tuiteaba mensajes como "53 asesinadas por violencia de género machista en lo que va de año, pocas me parecen con la de putas que hay sueltas".

También difundió a sus 2000 seguidores: "Este año finalizará con 56 asesinadas, no es una buena marca pero se hizo lo que se pudo , a ver si en 2016 doblamos esa cifra, gracias".

Combinada estas frases con otras en las que justificaba el terrorismo yihadista. Incluso llegó a desear en dos ocasiones un atentado en la Puerta del Sol de Madrid durante la celebración de las campanadas. "Ya no se ven atentados como los del 11S, estos de la yihad no valen, si van a masacrar a gente que lo hagan con estilo, vuelve Bin Laden", es otro de sus mensajes.

Ante tales comentarios, la cuenta de correo de la Policía recibió emails de ciudadanos quejándose e incluso dos particulares presentaron denuncias en comisarías de Zamora y Santa Cruz de Tenerife. Cuando la cuenta fue cerrada, el acusado empleó una segunda para seguir con sus mensajes en la que difundió una imagen de una mujer maltratada con el lema "Ya la he maltratado, tu eres la siguiente".

En otro de los tuits ironizó con la desaparición de Marta del Castillo: "Marta del Castillo era feminista y se tiró al río porque las mujeres se mojan por la igualdad", escribió en enero de 2016.

Durante el juicio celebrado en su contra el acusado señaló que, lejos de incitar a dicha violencia, buscaba "sensibilizar" sobre este problema, que considera muy grave. Estas afirmaciones, dice la sentencia, dejaron al tribunal "perplejo".

"Difícilmente por no decir imposible" es sostener y menos aún hacer creer que quisiera llamar la atención sobre la violencia cuando lo que revelan es todo menos una preocupación, dice la resolución.

Agregan los jueces que estos comentarios no son calificables como broma o humor negro y que su intención era la de ensalzar estas acciones. "Lo que rezuman los contenidos de los tuits es la discriminación hacia la mujer.