Público
Público

Violencia machista "El Estado perpetúa el maltrato en los menores víctimas de violencia machista"

Marisol Ortiz es la madre de la joven de 27 años que hace dos semanas fue asesinada en Usera por su pareja. Ahora, intenta recuperar a sus nietos, de tres y ocho años, pero las autoridades competentes le niegan la tutela por no vivir en España.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Pamela Palenciano, este domingo en la Puerta del Sol, representando su monólogo 'No solo duelen los golpes' para recaudar fondos en la lucha contra la violencia machista / PÚBLICO

El pasado 12 de mayo, un hombre asesinó a su mujer de 27 años en el barrio madrileño de Usera. La pareja tenía dos hijos, de tres y ocho años, que a día de hoy se encuentran bajo la tutela de los servicios sociales, a pesar de que su abuela, Marisol Ortiz, vino a España desde Colombia para cuidarlos y vivir con ellos. 

"Estoy intentando recuperar a mis nietos, me los quieren dar en régimen de acogida, pero yo no quiero que sea así. Ya he perdido a mi hija, no quiero perder a mis nietos también. Quiero tener la tutela. Están perpetuando el desamparo que ha vivido mi hija conmigo", comenta la madre.

Tal y como denuncia Marisol, tanto la Comunidad de Madrid como los servicios sociales le niegan la tutela por no tener residencia en España. "Me dicen que en cuanto tenga una vivienda los niños se vendrán conmigo, pero en régimen de acogida. ¿Por qué en acogida, si soy su abuela? Soy yo las que le voy a dar el amor. Ya han sufrido bastante con la pérdida de su madre", explica la madre. 

"La tía de mi hija fue a la Comisaría para llevarse a los niños a su casa y no se los quisieron dar. El juez dijo que era mejor que estuvieran en la Comunidad de Madrid. Ahora estoy intentando recuperarlos".

Marisol ha encontrado el amparo en la asociación Ve-la Luz, que el pasado ocho de mayo volvió a Sol para retomar la huelga de hambre. "Yo pasé de casualidad por aquí. Estas mujeres me están apoyando, me están ayudando y gracias a ellas me van a asignar un abogado. Lo solicité hace casi dos semanas y no me dijeron nada. A mí no me asesinan una hija todos los días, no sé qué pasos hay que seguir, a mí me tienen que orientar, decirme dónde tengo que ir", comenta para Público la madre de la joven asesinada. 

"No se logra el bienestar del niño con la desvinculación"

Gloria Vázquez, de Ve-la Luz explica que el sistema no está haciendo nada por los menores cuyas madres han sido asesinadas por sus padres. "El sistema está reproduciendo el mismo desamparo que vivió su hija, porque ella había denunciado en marzo, había solicitado un abogado para divorciarse y no le hicieron caso", explica a Público.

"Continuamos perpetuando el maltrato, pero en los familiares y, en este caso, en los menores. La recuperación del menor no se puede basar en la desvinculación de la familia que los protege. Que estos niños estén en un centro del menor es revictimizarlos,cuando lo que necesitan es el cariño y el amor de esta mujer que los ha criado", explica Gloria Vázquez. 

La presidenta de la asociación critica la inoperancia y la falta de respuesta por parte de toda la cadena responsable en estos casos e insiste en que la ley dice que ningún menor puede ser apartado de su familia por motivos económicos "y menos un caso donde la madre ha sido asesinada".