Público
Público

Violencia machista Hombres de 39 ciudades salen a la calle para recordar que el silencio les hace cómplices de la violencia machista 

Este viernes se organizan en distintos puntos de España las conocidas como 'ruedas de hombres' contra la violencia machísta. Entre sus peticiones figuran más políticas publicas de igualdad para hombres y la adopción de permisos igualitarios pagados e intrasnferibles para el cuidado de hijos.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 8
Comentarios:

Rueda de hombres en Gran Canaria

Mientras que el caso Weinstein, el productor de Hollywood acusado por decenas de mujeres de abusos sexuales, sigue agitando la actualidad, hombres de más de 39 ciudades españolas salen a la calle este viernes para decir alto y claro que el silencio de los hombres ante actitudes machistas les hace cómplices de esta violencia.

"El caso de Tarantino reconociendo que conocía los abusos del productor desde hace años ha dado la vuelta al mundo porque es un personaje conocido, pero ese silencio cómplice se da cada día en personas anónimas" afirma Miguel Lázaro de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE), una de las convocantes de las concentraciones. "De no haber sido por la campaña no hubiera hablado. Esto lo que hacemos casi todos los hombres", afirma.

Las ruedas de hombres contra la violencia machista son concentraciones simbóllicas que se producen cada octubre desde hace diez años, conmemorando la primera marcha de hombres contra este tipo de violencias que tuvo lugar en Sevilla en el 2006.

Si bien los convocantes reconocen que cada vez son más los hombres que se suman a estas iniciativas, también afirman que en los últimos años se ven cada ves más resistencias, debido a que el avance de las mujeres en lo político y lo social provoca que muchos hombres se sientan amenazados. "Las cifras están ahí. Cada año va aumentando el numero de denuncias y feminicidios, que son las respuestas de los violentos que no tienen herramientas emocionales, culturales ni referentes.

AHIGE defiende que la forma de atajar el problema es estableciendo permisos igualitarios e intransferibles desde el nacimiento o adopción de os hijos (tal como reclama la PPiina) y la implantación de políticas de igualdad dirigidas a los hombres. 

Los permisos igualitarios son, para esta organización un paso fundamental para  acabar con la discriminación laboral de las mujeres, así como para facilitar la apropiación del espacio privado por parte delos hombres y su responsabilidad en el entorno de los cuidados con todos los beneficios que tiene: inculcar valores de igualdad a hijos e hijas, reducir el abuso sexual a menores, mejorar conciliación.

"A los niños se nos educa en la supresión del conocimiento emocional y su expresión. Esto tiene consecuencias en la empatía y los cuidados. Cuidamos menos del entorno y la sociedad. Este trabajo de reconexión emocional y espacio no mixto para expresar como nos sentimos es fundamental", afirma Lázaro

Las concentraciones, tienen como lemas "el silencio nos hace cómplices" y “el maltrato es incompatible con la crianza”, promueve entre los participantes la necesidad de acabar con el corporativismo masculino que hace que no los  hombres no se atrevan a cortar comentarios machistas en su entorno. "A los hombres nos cuesta muchísimo ser los aguafiestas de los chistes machistas y de comportamientos y actitudes machistas.  Pero no podemos permitir que se ensanche la base de la pirámide de la violencia de género porque es el germen de que se produzca violencia y asesinato", afirma Lázaro.

AHGE es una organización que acoge los 

La rueda es un acto simbólico en el que un grupo de personas forman un círculo alrededor de un gran lazo blanco en cuyos bordes se encienden velas. Además, se leerá un manifiesto de rechazo al machismo y de apoyo y recuerdo a las víctimas. El acto terminará guardando un minuto de silencio.