Público
Público

Violencia machista El jurado popular declara culpable a Morate por el asesinato de su ex novia y una amiga

El jurado ha considerado probados todos los hechos expuestos por el Ministerio Fiscal, que solicita 48 años de cárcel.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:

Sergio Morate, durante el juicio en la Audiencia Provincial de Cuenca. EFE

Un jurado popular ha declarado este domingo, de forma unánime, culpable a Sergio Morate por el doble crimen de Marina Okarinska, su ex novia, y Laura del Hoyo, amiga de ésta, cometido el 12 de agosto de 2015 en la ciudad de Cuenca.

El jurado, que se ha encerrado a deliberar a las 13.15 horas, ha emitido el veredicto de culpabilidad unas seis horas después.

El portavoz del jurado ha comunicado a la sala su decisión tras deliberar a puerta cerrada y sin tener comunicación con nadie en la Audiencia Provincial de Cuenca, en la que Morate ha sido juzgado desde el pasado lunes.

Cuando ha comunicado la decisión de culpabilidad del primer asesinato, el de Marina, el público asistente en la sala, en su mayoría familiares y amigos de las dos jóvenes, ha roto en aplausos, por lo que el magistrado-presidente ha pedido silencio.

El jurado ha tenido que responder a un total de 36 preguntas, las que han formado parte del objeto del veredicto, más cuatro adicionales.

Los siete hombres y dos mujeres que componen el jurado consideran probado por unanimidad que el acusado había mantenido una relación de pareja con Marina y que, al no superar la ruptura de ésta relación, decidió y planeó matarla desde ese momento.

Asimismo, y de forma unánime, han considerado probado que Morate citó a Marina en su piso para que recogiera unos efectos personales y, cuando ella acudió acompañada de Laura, acabó con la vida de ambas estrangulándolas, a Marina con una brida y a Laura con las manos.

Posteriormente, las enterró en la localidad de Palomera, a unos 10 kilómetros de Cuenca, y huyó a Rumanía en el coche de su hermano, donde fue detenido el 13 de agosto en casa de un amigo.

Una vez disuelto el jurado, las acusaciones han mantenido sus peticiones de pena para Morate: 48 años de cárcel por la muerte de las chicas e indemnizaciones superiores a los 500.000 euros la Fiscalía y la acusación popular; 31 años y tres meses la acusación particular de la familia Okarinska; y 25 años la acusación de la familia Del Hoyo, aunque el jurado no ha considerado probado el "abuso de confianza" que habían planteado como agravante.

La defensa, por su parte, ha anunciado que sin perjuicio del recurso que se pueda presentar una vez se conozca la sentencia, se puede aplicar por el asesinato de Marina 20 años y por el de Laura 15 años, sin oponerse a las responsabilidades civiles que se han pedido, a excepción de la del marido de Marina.

Las deliberaciones se han producido después seis jornadas de vista oral (una más de lo previsto inicialmente) y dos años y dos meses después de la muerte de las dos jóvenes.

El abogado defensor de Morate, José Javier Gómez Cavero, había reclamado la libre absolución del acusado, en prisión provisional en la cárcel de Estremera (Madrid), desde la que ha sido trasladado cada día a la Audiencia de Cuenca en un furgón de la Guardia Civil.

Todos los días a las puertas de la Audiencia Provincial de Cuenca han esperado a Morate familiares de las dos mujeres asesinadas, que lo han increpado tanto a su llegada como a su partida hacia la prisión madrileña.

El juicio ha quedado visto para sentencia.