Público
Público

Violencia machista Mujeres juristas piden que las condenas por maltrato se hagan públicas

Las expertas consideran que sería una herramienta más para luchar contra la violencia machista, ya que contribuiría al aislamiento social de los agresores.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Acto de la Asociación de Mujeres Juristas Themis y la Federación de Mujeres Progresistas. EFE / Fran del Olmo

La Asociación de Mujeres Juristas Themis y la Federación de Mujeres Progresistas han abogado este miércoles por que las condenas firmes por violencia machista, incluido el nombre del maltratador, se hagan públicas, una medida que tendría que articularse mediante una iniciativa legislativa.

Las expertas consideran que sería una herramienta más para luchar contra la violencia machista, ya que contribuiría al aislamiento social de los agresores.

"Si hay condena, y es firme, se deben publicar las sentencias de manera que cualquier persona que tenga interés pueda consultar si alguien ha sido condenado por maltrato", destaca la vicepresidenta de la Asociación de Juristas Themis, Altamira Gonzalo.

"De alguna manera habría que informar y hacer constar que esa persona ha sido condenada. En el caso de que haya condena firme se debe dar a conocer", añade la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro.

En la actualidad, las sentencias por violencia machista -explican fuentes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)- sólo "están a disposición de las partes interesadas" en los juzgados.

Además, figuran en el buscador de la jurisprudencia pero anonimizadas, es decir, sin el nombre real del maltratador, para cumplir el mandato de la protección de datos, lo que impide saber quién ha cometido el delito.

"Es una reivindicación, poder saber si tu vecino es un maltratador o un agresor. (...) No hay posibilidad de saber si la persona a la que te estás uniendo afectiva o sexualmente, o con la relación que quieras tener, ha tenido una condena", sostiene la portavoz de Themis.

Besteiro matiza que el problema es cómo darle difusión, a través de qué medio se podrían publicar esas sentencias para que lleguen a la población. Sea mediante la fórmula que sea, apunta, tendría que tener carácter nacional y no regional.

Desde el CGPJ señalan que la publicación de esas sentencias requeriría la puesta en marcha de una iniciativa parlamentaria.

Aislamiento social de los maltratadores

En 2015, las Cortes aprobaron una ley que permite publicar, en sentencias condenatorias firmes por fraude fiscal, el nombre del defraudador, el delito cometido, la pena impuesta y la cuantía a resarcir.

El preámbulo de esa ley indica que, aunque la publicidad de las sentencias puede vulnerar el derecho a la intimidad o al honor, en el caso concreto de la defraudación fiscal, "frente al interés del condenado, se alza el interés público".

En el año 2000, el entonces presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, propuso que se hicieran públicos en todo el país los nombres de los agresores condenados por maltrato a mujeres, una sugerencia que recibió un amplio rechazo.

Castilla-La Mancha autorizó, en 2001, la publicación de sentencias firmes de condenas por violencia machista, ha recordado Gonzalo.

Sin embargo, han aclarado fuentes del Instituto de la Mujer de esa comunidad autónoma, esa medida dejó de aplicarse hace ocho años, cuando el Consejo General de la Abogacía asumió la asistencia letrada.

Themis y la Federación de Mujeres Progresistas solicitan la implantación de esta medida, pero las expertas inciden en que no se puede convertir en un peso adicional para la víctima.

"Tampoco podemos cargar las tintas en esto, la culpa o la responsabilidad en la víctima por no haber sido precavida, eso no podemos hacerlo jamás", sostiene la vicepresidenta de Themis.

Gonzalo insiste en que la mejor manera de prevenir la violencia machista es el aislamiento social de los maltratadores.

"En la medida en que son conocidos por el entorno social, los vecinos, los amigos, recurrir al aislamiento, la reprobación, al reproche de las mujeres y de los hombres. No me canso de decir que los hombres que tienen poder tienen que señalar con el dedo a estos maltratadores, que no son la mayoría de los hombres, sino una minoría, pero que hacen muchísimo daño y hacen sufrir a muchas mujeres y menores", afirma.

Además, desde la Federación de Mujeres Progresistas solicitan que no se concedan a los maltratadores condenados ningún tipo de beneficio penitenciario y que cumplan sus condenas íntegras.

"Las suspensiones de las condenas para los maltratadores habría que mirarlas con lupa, vistos el tipo de delito del que se trata, visto que no es fácil reinsertar a los maltratadores y su alto grado de reincidencia", recalca Besteiro.

No obstante, aunque todas estas propuestas prosperaran, crímenes de violencia machista como el de este martes en La Viñuela (Málaga) habrían sido difíciles de prevenir ya que, aunque el presunto asesino había sido denunciado en seis ocasiones por dos parejas anteriores y tenía una orden de alejamiento de una de ellas, al parecer ninguna de las denuncias había terminado en condena firme.