Público
Público

Violencia Machista Oleada de intentos de asesinato machistas frustrados este fin de semana

Seis mujeres han sido agredidas por hombres, aunque ninguna ha perdido la vida. Cinco de los presuntos responsables han sido detenidos 

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Teléfono de atención contra el maltrato.

Este fin de semana la violencia machista ha tratado de cobrarse la vida de seis mujeres en España, aunque de momento en ninguno de los casos lo ha conseguido. Tres de los hombres, presuntos responsables de estos intentos de asesinato, han sido detenidos en el lugar de los hechos, otro ha ingresado ya en prisión y otros dos se han dado a la fuga, aunque uno de ellos ha acabado entregándose en dependencias policiales tras horas siendo buscado por la Guardia Civil. Además, uno de ellos se estaba saltando una orden de alejamiento y otro tenía antecedentes policiales.

El viernes tenían lugar dos de estas agresiones machistas. Ambas al sur de Tenerife. La primera de ellas, según informa la Guardia Civil, llevada a cabo por un hombre de 43 años que atacó a su mujer mientras esta dormía, se controló a tiempo gracias a que las hijas del matrimonio lograron reducir a su padre.

El hombre, que fue posteriormente detenido, se había levantado de la cama y con un cuchillo de cocina le llegó a causar dos cortes a su esposa en sendos lados del cuello. La mujer fue trasladada a un centro hospitalario, donde la atendieron por lesiones graves, según indicaron las mismas fuentes. Al ser detenido no opuso resistencia alguna. La Guardia Civil le acusa de homicidio en grado de tentativa, aunque se está investigando si el hombre se encuentra en tratamiento médico por alguna alteración psiquiátrica.

En el segundo de los casos, una mujer de 61 años era acuchillada por su marido, de 66 años, y permanece ingresada en estado grave. El agresor continúa retenido en comisaría y está previsto que pase a disposición judicial este lunes. La Policía Local encontró a la mujer pidiendo auxilio y tirada en el suelo frente a su vivienda, con varias heridas causadas por arma blanca. El marido fue hallado en el interior del domicilio por la Policía Nacional.

El sábado se concentraban otras dos agresiones. En Vitoria, un hombre de 39 años con antecedentes policiales agredió a su compañera sentimental en un bar de la capital alavesa que regenta la mujer cuando estaba cerrado al público. La mujer tuvo que ser hospitalizada debido a las lesiones sufridas y el agresor ha ingresado en prisión, acusado de un delito de violencia de género.

En la otra punta de la Península, en Cartagena (Murcia), un hombre de 45 años atacó a su pareja con un cuchillo y luego se marchó del domicilio. Está actualmente siendo buscado por la Policía Nacional. En esta ocasión, la mujer tuvo que trasladarse al hospital para ser atendida por las heridas causadas y ya ha sido dada de alta.

El domingo se cometían de nuevo otras dos agresiones. De nuevo en Murcia, una joven de 26 años recibía un disparo y quedaba herida por arma de fuego, presuntamente por su expareja, con la que tiene dos hijos. La mujer acudía entonces a un centro hospitalario y era ingresada en estado crítico e intervenida inmediatamente, mientras que el hombre se dio a la fuga. Finalmente se ha entregado en dependencias policiales tras horas de búsqueda por parte de la Guardia Civil y ha sido detenido.

Para terminar, en Toledo, otro hombre se saltaba una orden de alejamiento e intentaba entrar con un hacha a casa de su exmujer tras haber prendido fuego al vehículo de la actual pareja de esta. La Policía Local le ha detenido y el hombre, al tratar de resistirse, provocó heridas leves a los agentes.

En lo que va de 2018, se han producido nueve feminicidios en España, tres de ellos reconocidos según datos oficiales como violencia de género. En el año 2017, fueron asesinadas 99 mujeres—49 según cifras oficiales—. Y ahora, en solo tres días, se han concentrado seis intentos de asesinato. Seis mujeres han sido agredidas por seis hombres este fin de semana en diferentes puntos del país. Aún así, ni uno de ellos ha logrado esta vez acabar con sus vidas.