Público
Público

Violencia machista El pacto de Estado contra la violencia de género 'olvida' meter a las mujeres en los libros de texto

El documento aprobado el pasado lunes no contempla incorporar las aportaciones de las mujeres al conocimiento en los libros escolares, pero sí la inclusión de la lucha del movimiento feminista en los libros de historia.

Publicidad
Media: 1.80
Votos: 5
Comentarios:


EFE

El pacto de Estado aprobado el pasado lunes por todos los grupos parlamentarios incluye medidas para promover una educación más igualitaria, pero se 'olvida' de exigir que los libros de texto reflejen las aportaciones de las mujeres al conocimiento a lo largo de la historia. Científicas, matemáticas, filósofas o artistas figuran con cuentagotas en los libros que estudian los escolares.

Sólo una de las 22 medidas contenidas en el apartado de acciones para la prevención de la violencia de género en el ámbito de la educación hace referencia a la necesidad de incorporar información en los libros de texto, pero sólo en los de Historia y para incluir "el origen, desarrollo y logros del movimiento feminista".

Una investigación realizada por este diario el pasado mes de marzo, coincidiendo con el 10º aniversario de la Ley de Igualdad, destapó que ninguna Administración (ni el Ministerio de Educación, ni las comunidades autónomas), ni las editoriales se sienten responsables de esta ausencia. Una invisibilidad que, según los expertos consultados, incide de manera directa en la discriminación de la mujer que se perpetúa de generación en generación.

Según Luz Martínez Ten, responsable de políticas de Mujer y Políticas de Igualdad de la Federación de Empleados Públicos de UGT, "esta invisibilización tiene consecuencias terribles, porque a largo plazo influye en la creación de la brecha salarial, en la perpetuación de la violencia de género y en la pérdida ingente del potencial intelectual"

Un reciente informe publicado por Ana López Navaja, investigadora de la Universidad de Valencia, desvela que las referencias a mujeres en los libros de texto de secundaria es de apenas un 7% de media, cifra que diminuye notablemente, hasta un 5% y un 1% en asignaturas como las ciencias o las tecnologías.

Esta investigadora destaca que, además de la escasa presencia, los textos siguen primado roles netamente feminizados, como los de madres, enfermeras, reinas o santas.

Fuentes de la subcomisión para el pacto de Estado señalaron a este diario que este tema no se había planteado en la subcomisión y que ningún partido lo había puesto sobre la mesa para un acuerdo de consenso. Ni siquiera Ciudadanos, que el pasado mes de marzo registró en el Congreso una Proposición No de Ley en la que exigía al Gobierno que actuara en esta materia.

En ese escrito, la formación naranja afirma que "los libros de texto sirven para transmitir conocimientos, modelos, valores y patrones de comportamiento. Pero, ¿cuál es el papel que juegan en ellos las mujeres? A pesar de que la legislación educativa aboga por la igualdad, muchos materiales didácticos siguen transmitiendo estereotipos sexistas y relegando a las mujeres a un clarísimo segundo plano".

Patricia Reyes, responsable de Igualdad y miembro de la subcomisión del Congreso, afirmó que este tema no se había planteado debido a la gran cantidad de medidas que debían ser acordadas por consenso. Reyes afirmó que se trata de una medida que tiene gran consenso entre los distintos partidos políticos y que se puede seguir en el trámite parlamentario.

La tramitación del pacto de Estado continuará el próximo viernes 28 de julio con la votación de los votos particulares presentados por las distintas formaciones. Con ellos cada grupo intentará incluir en el documento temas clave que no se hayan aprobado por consenso en los acuerdos alcanzados en la subcomisión. Los votos particulares serán aprobados o rechazador por mayoría, lo que puede aún modificar algunos aspectos del pacto.