Público
Público

Violencia machista La tía de dos huérfanos por violencia de género: "Cinco años después, seguimos peleando por la casa"

Paco, hijo de una asesinada por violencia de género lamenta que su familia "está abandonada igual que muchas otras"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Luz Marina Rodríguez, hermana víctima violencia de género. EUROPA PRESS

Luz Marina Rodríguez, tía de dos huérfanos por violencia de género lamenta que "parece que no existan suficientes ayudas" para ellos en un momento no sólo de "lucha psicológica" sino también "económica". "Cinco años después seguimos peleando por la casa", ha dicho en el marco de la celebración de las 'II Jornadas Huérfan@s de la violencia de género: hacia la reparación del daño', que se celebra en el Senado.

La hermana de Luz fue asesinada por su expareja en 2013 y dejó dos hijos huérfanos de 5 y 7 años, que ahora están a cargo de su otro hermano.
"Somos invisibles -ha criticado Rodríguez durante su intervención en el visiblemente emocionada-. Parece que asesinar sale barato, unos años de cárcel y a seguir la vida. No podemos seguir permitiendo que matar sea tan barato".

Además, la hermana de la víctima ha criticado que "la guardia y custodia de los menores tarda ocho meses y mientras tanto a esos niños hay que ponerles cama, ropa y un sinfín de cosas que paga la familia".

Rodríguez ha relatado en declaraciones a los medios antes de su intervención cómo, en el momento del asesinato, su hermana se había separado de su pareja y se había mudado a casa de su madre cuando una mañana al dirigirse al trabajo su agresor "la abordó" en el portal de casa de su madre y "la mató con un cuchillo". "Mi madre acudió al oír los gritos de mi hermana, forcejeó con él y ella murió en los brazos de mi madre", ha descrito. El agresor se encuentra actualmente en prisión.

El calvario comenzó tras el asesinato

"Cuando fuimos a Protección del Menor nos dijeron que el padre tenía que aprobar la guardia y custodia", denuncia Rodríguez

Así,  ha destacado que, a partir de ese momento, "empezó el calvario" y la familia tuvo "problemas judiciales" pues tuvieron que nombrar abogados y procuradores así como tuvieron que seguir pagando la casa y el coche de la víctima. "Cuando fuimos a Protección del Menor nos dijeron que el padre tenía que aprobar la guardia y custodia y dijimos ¿cómo es esto si la acaba de asesinar?", denuncia.

En este sentido, la hermana de la víctima ha denunciado la falta de información al asegurar que "no hay protocolos, cada persona dice una cosa". "Vas dando bandazos y hoy todavía, cinco años después, seguimos peleando por la casa", ha relatado.

Rodríguez ha criticado que las ayudas a víctimas de violencia de género "depende de las comunidades autónomas", en el caso de Canarias, "son bajísimas". "Además en Hacienda cuando nos fueron a dar la ayuda para víctimas de violencia de género se cruzó con el seguro de mi hermana por lo que le descontaron su seguro del de las víctimas", ha agregado.

"Estamos hablando de niños que se han quedado sin padre y sin madre y ellos se tienen que labrar un futuro no se pueden quedar sin nada", ha matizado la hermana de la víctima.

"Es como si estuvieras pidiendo limosna"

Asimismo, Rodríguez ha criticado que la indemnización de víctimas de violencia de género "es muy bonita pero es insolvente". "La gente dice los niños ya están resueltos porque tienen la indemnización pero eso no se ve", ha lamentado al tiempo que ha criticado que la sensación al recurrir a las administraciones es "horrible". "Es como si estuvieras pidiendo limosna", ha añadido.

Sobre la pensión de orfandad, la hermana de la víctima ha señalado que, "tras entre 6 y 8 meses", primero consiguieron la "orfandad mínima" y más tarde obtuvieron la "orfandad absoluta" que asciende a 600 euros.

Tuvieron atención psicológica durante el primer año pero a partir de ahí "se acabó"

En cuanto a la ayuda psicológica, Rodríguez ha precisado que tras el asesinato, que tuvo lugar el 20 de febrero de 2013, tuvieron atención psicológica durante el primer año pero a partir de ahí "se acabó". En esta línea, Rodríguez ha señalado que, a su juicio, "la ayuda psicológica a los menores debería revisarse" y que deberían tener "un apoyo al año o cada dos años", más allá del primer año de atención.

Por último, Rodríguez ha pedido aumentar las partidas presupuestarias y una mayor preocupación por la violencia psicológica que asegura "se está normalizando". "No la vemos porque no se está empleando nada en ella", ha denunciado.

"No recibí ninguna ayuda"

María José M.G., de 50 años de edad falleció el 20 de febrero de 2017 a causa de una explosión de gas en su domicilio de Chapela, en Vigo, causada por su expareja, un hombre de 47 años. Uno de sus hijos, Paco (nombre ficticio), ha denunciado en estas jornadas el "abandono" de las víctimas.

"Los políticos prometieron un material de obra y una ayuda que aseguran que no quisimos aceptar, claro que yo no quise ninguna ayuda -ha denunciado con ironía durante su intervención en el Senado-. Yo no recibí ninguna ayuda para reconstruir mi casa, entonces el pueblo hizo lo que los políticos no han sido capaces de hacer".

"El asesino de mi madre usó bombonas de butano para destrozar, quemar y volar por los aires la casa donde estaban todos nuestros recuerdos y con 25 años me tocó ocuparme de mi hermano pequeño, de un seguro de la casa a nombre del asesino que no se hace cargo porque fue suicidio, cancelación de deudas, ocuparme de una casa, así como mil y un tramites con el desembolso económico que conlleva", ha relatado conmocionado.

"Mi familia esta abandonada igual que muchas otras", lamenta Paco

En esta línea, Paco critica que "haya tenido que llegar hasta aquí" para "explicar todos y cada uno de los problemas del suceso", algo que asegura "nadie puede entender" pero que "nadie se preocupa por arreglar". "Me siento abandonado, mi hermano de 10 años esta abandonado y mi familia esta abandonada igual que muchas otras", ha lamentado.

"Seguimos siendo una sociedad machista"

En este sentido, ha lamentado que "sólo unos pocos funcionarios del ayuntamiento intentaron ayudar" pero que aún así "queda muchísimo para avanzar" y ha criticado que "falta de formación, concienciación y ayuda" en violencia de género. A su juicio, "quienes pueden hacer algo" son los políticos, de los cuales "la mitad solo busca la foto en el momento que les conviene".

"Que asesinen a tu madre, a tu tía a tu amiga, es algo que ves todos los días en las noticias y la prensa, lo compartes en las redes sociales pero en verdad seguimos siendo una sociedad machista, cómoda y llena de prejuicios seguimos haciendo chistes machistas en el bar y nos reímos de esos chistes. Yo ya no me río", ha concluido.