Público
Público

Violencia contra la mujer Hallan que la mutilación sexual femenina en Etiopía cuenta con el apoyo 'silencioso' de hombres influyentes y educados

No lo reconocen en público pero, según un estudio científico llevado a cabo en zonas rurales de Etiopía, los hombres mayores y los que han recibido una educación se encuentran entre quienes más apoyan la práctica de la ablación. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Foto cedida por Unicef de una mujer que practicaba la ablación genital en Deafar (Etiopía). - EFE

La ciencia sigue investigando las causas de la prevalencia social de la ablación, la mutilación genital femenina, en ciertas zonas del planeta. Más de tres millones de niñas, sobre todo las menores de 15 años, corren el riesgo de sufrir esta terrible práctica en el mundo. Ahora, un nuevo estudio apunta a que, en ciertas comunidades de Etiopía, este ataque contra las féminas más indefensas tiene un apoyo 'discreto' pero claro entre los ancianos influyentes y los hombres que han recibido formación escolar.

Antropólogos de la Universidad de Bristol muestran, en un estudio publicado en la revista científica PLOS One, el resultado de una investigación realizada en una comunidad rural de Etiopía, en la que hallaron que si bien la mayoría de la gente no apoyaba la práctica de la ablación cuando se le preguntaba directamente, el uso de un método indirecto (una encuesta anónima) reveló niveles más altos de apoyo en algunos sectores de la sociedad.

Según una nota que explica este estudio, los individuos más inclinados a tener puntos de vista más a favor —aunque lo oculten en público— a favor de la mutilación genital femenina son los hombres influyentes de más edad y aquéllos que habían recibido una educación en la escuela.

Se trata del resultado de un trabajo de campo de seis meses, en el que los investigadores pidieron a los habitantes de una zona rural del centro del país que contestasen a una serie de preguntas sobre la ablación, tanto de forma directa como de manera anónima, es decir, a través de un cuestionario diseñado específicamente para este experimento.

Anteriores estudios sobre la ablación, también en Etiopía, muestran cómo existen más probabilidades de que las menores sufran esta atrocidad si son musulmanas, sus madres son mayores o si estas progenitoras han recibido menos educación. Todo, pese a que se ha comprobado que, afortunadamente, hay una disminución en la tendencia de apoyo social a la mutilación de las niñas.

La Organización Mundial de la Salud informa que se estima que cada año tres millones de niñas corren el riesgo de que les corten los genitales de alguna manera, principalmente antes de los 15 años. Los efectos a largo plazo en la salud incluyen infecciones, complicaciones en el parto y dolor crónico.

Mhairi Gibson, uno de los investigadores principales de este último informe pñublicado en PLOS One, asegura que "la eliminación de la mutilación genital femenina es un objetivo clave para los responsables de las políticas de salud en comunidades de alto riesgo de África y Oriente Medio […] y una de las principales barreras para lograr este objetivo es la ausencia de datos de buena calidad sobre el comportamiento y las actitudes sociales que sustentan esta práctica ilegal”.

Según las conclusiones de los investigadores, este método podría ayudar a detectar los orígenes del apoyo social que existe en ciertas culturas hacia esta censurable práctica, al mostrar cómo se ocultan en público las verdaderas opiniones de ciertos subgrupos sociales, en este caso, los hombres influyentes de más edad, por ejemplo.