Publicado: 28.08.2015 17:05 |Actualizado: 28.08.2015 17:50

La viuda del batería de Los Piratas se persona como "parte perjudicada"

Javier Fernández falleció el pasado miércoles a causa de un disparo efectuado por un agente de la Guardia Civil. La familia del fallecido niega que la actuación policial se produjera en torno a un episodio de malos tratos y apuntan a un "error" de los agentes, ya que el supuesto agresor en realidad es una persona "enferma" por trastorno bipolar.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Javier Fernández, batería del grupo Los Piratas, ya disuelto.

Javier Fernández, batería del grupo Los Piratas, ya disuelto.

PONTEAREAS.- Andrea Montes, viuda del exbatería del grupo musical Los Piratas Javier Fernández, fallecido el pasado miércoles a causa de un disparo efectuado por un agente de la Guardia Civil, se ha personado como "parte perjudicada" en la causa abierta en los juzgados.

Andrea Montes ha visitado este viernes sobre las 13.00 horas el Juzgado de Instrucción número 2 de Ponteareas (Ponteareas), que dirige el caso, acompañada por su abogado y por Paco Serén, compañero de su difunto esposo en el grupo de rock, ya disuelto, Los Piratas.

La magistrada ha ordenado la apertura de las diligencias judiciales pertinentes tras recibir esta mañana el atestado de la Guardia Civil, informó el abogado de la familia.



Una vez más, el letrado ha mostrado su "sorpresa" por este retraso "de 72 horas" en la entrega al juzgado de un atestado relativo a una muerte violenta. Ahora, ha añadido, analizará de manera exhaustiva el atestado para ayudar a la familia a conocer "la verdad material sobre lo ocurrido".

Ha matizado que la familia no se presenta como "acusación particular", sino como "parte perjudicada" por la muerte del músico a causa de un disparo efectuado por un agente de la Guardia Civil que, según fuentes del Instituto Armado, acudió a la vivienda de la pareja en la parroquia de Guláns, en Ponteareas, alertada por un presunto caso de violencia machista.

Los allegados a Javier Fernández niegan que se tratase de un episodio de malos tratos y apuntan a un "error" policial, ya que el supuesto agresor en realidad es una persona "enferma" que padecía un trastorno bipolar y cuya medicación había sido retirada a pesar de la oposición de la familia.

Está previsto que la viuda y posibles testigos de los hechos declaren en dependencias judiciales la semana próxima. 

Javier Fernández será enterrado a las 16.30 horas de esta tarde en el cementerio de Cabral, en Vigo.