Publicado: 05.07.2016 17:34 |Actualizado: 05.07.2016 17:35

El acuerdo entre la UE y Turquía vulnera los derechos de las refugiadas

La organización Women's Link ha presentado una queja ante la Defensora del Pueblo Europeo en la que denuncia a la Comisión Europea por desproteger la vida de mujeres y niños que buscan asilo en sus fronteras.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Una mujer da un biberón a un bebé en la isla de Lesbos (Grecia). EFE/Stratis Tsoulelis

Una mujer da un biberón a un bebé en la isla de Lesbos (Grecia). EFE/Stratis Tsoulelis

MADRID.- El polémico pacto entre Ankara y Bruselas sobre el control de los flujos migratorios sigue despertando críticas. Ahora se pone el foco en la desprotección en la que deja a las mujeres y niños refugiados, según denuncia de Women's Link. Acusa, además, a la Comisión de no garantizar el derecho a la dignidad de las personas migrantes ni a las solicitantes de refugio.

El acuerdo fue tachado de “vergonzoso e ilegal” por la plataforma SOS Refugiados durante la manifestación en Madrid, el día de las Personas Refugiadas. Ahí se dijo que “justificaba una devolución que no cumple con los estándares internacionales de protección” ni “garantiza los Derechos Humanos de quienes residen en sus fronteras”. Ahora la organización internacional feminista reitera que tanto la "Comisión Europea, como Europa en su conjunto, está haciendo dejación de sus funciones más básicas en la defensa de los derechos humanos", según palabras de Viviana Waisman, Presidenta de Women’s Link.



La queja recoge las vulneraciones que sufren las mujeres refugiadas y lo complicado que es para ellas vivir una vida libre de violencia, sumada a las duras condiciones de alojamiento, alimentación y aseo en las que malviven, dentro de los centros de detención y en los asentamientos informales.  Carecen de cualquier tipo de protección internacional por no tener asilo y no tienen ningún acceso a servicios básicos de salud ni las embarazadas ni los bebés recién nacidos, según ha comprobado sobre el terreno la propia asociación durante dos misiones realizadas en Grecia y en Turquía. 

Estas condiciones colocan a mujeres, niñas y niños en riesgo de sufrir violencia por parte de autoridades y población local, de violencia y abusos sexuales, y los hace aún más vulnerables a las redes de tráfico y de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Turquía como 'país seguro'

"La Comisión está permitiendo la violación sistemática de los derechos de los colectivos más vulnerables", dicen desde Woman's Link, y critican con dureza que no se haya realizado un análisis del impacto que este Acuerdo entre la UE y Turquía tiene sobre mujeres, niñas y niños. "Pretenden mirar hacia otro lado cuando estamos viviendo la crisis de refugiados más grave en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. La declaración de Turquía como ‘tercer país seguro´, sin ninguna valoración sobre las consecuencias sobre mujeres y niñas es una receta catastrófica para la violación de sus derechos". No existe el concepto de país seguro, según Waisman, "a menos que se analice caso por caso, y eso es algo que no está ocurriendo". 

Women's Link apela a la responsabilidad de Europa y de sus instituciones y pide que pongan "a las personas por encima de los intereses económicos y políticos" y que apliquen "todos los tratados y directivas sobre derechos humanos, derechos de mujeres y de la infancia que ha adoptado la Unión Europea".  Es la primera vez, aseguran, que se presenta una queja ante la Defensora del Pueblo Europeo con un análisis diferencial sobre las consecuencias que el Acuerdo está provocando en mujeres, niñas y niños refugiados en territorio europeo.