Diario Público
Diario Público

Zaragoza habilita un teléfono contra el maltrato animal

El equipo de gobierno de ZeC impulsa una reforma de la Ordenanza de Protección que veta el circo y las actividades con tratos degradantes para animales y crea un banco de datos de ADN de las mascotas

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La Guardia Civil detectó 609 delitos de maltrato animal en 2015, más del doble que en 2014. EFE

La Guardia Civil detectó 609 delitos de maltrato animal en 2015, más del doble que en 2014. EFE

@e_bayona

ZARAGOZA .- El Ayuntamiento de Zaragoza habilitará una línea telefónica gratuita “de información, asesoramiento y denuncia de cualquier acción de violencia o maltrato animal” en la ciudad para asegurar “la rápida actuación de la Policía local o servicio municipal competente” ante ese tipo de agresiones.

Será de marcación abreviada (tres cifras), funcionará las 24 horas del día y garantizará el anonimato de los denunciantes (no figurará en las facturas), según recoge el proyecto de reforma de la Ordenanza de Protección Animal que el equipo de gobierno municipal de ZeC (Zaragoza en Común) tiene previsto aprobar el próximo lunes.

“Es algo paralelo a la conciencia animalista de la ciudad”, explicó el concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, quien señaló como objetivo de la reforma es “hacer de Zaragoza una ciudad amable con los animales” y adecuar la normativa local a “los avances en materia de protección animal que ya se están dando en la sociedad”.

El texto contempla un plazo de seis meses tras la aprobación definitiva (Cubero estima que el pleno podrá debatirla en marzo) para que entre en funcionamiento el teléfono contra el maltrato animal.

Veto al circo con animales

Alberto Cubero, concejal de Servicios Públicos de Zaragoza, espera que la reforma de la ordenanza de Protección Animal pueda estar aprobada en marzo.

La batería de nuevas medidas prohíbe expresamente la instalación en la ciudad de “circos que en sus espectáculos utilicen animales”, así como el empleo de estos en cualquier tipo de “espectáculos, filmaciones, actividades publicitarias, actividades culturales o religiosas” en los que puedan padecer “daño o sufrimiento, o bien degradación, parodias, burlas o tratamiento antinaturales”.

El veto, que supone dar rango normativo a una prohibición que de hecho ya aplicaba ZeC (ya no hay ocas en la cabalgata de reyes y el toro ensogado ha sido proscrito), no afecta a los espectáculos taurinos, las vaquillas y la cetrería, regulados por normas estatales y/o autonómicas, y sigue en el caso del circo el camino iniciado por ciudades como Barcelona, Valencia, Vitoria y Oviedo.

La reforma de la ordenanza también prohíbe prácticas como la colocación de azufre en calle, una costumbre que tiene como finalidad ahuyentar a los perros y evitar que defequen y orinen en determinados lugares como las puertas de las casas pero que entraña riesgos para personas (especialmente en el caso de los niños) y otros animales, y sitúa a las bestias al mismo nivel que las personas en caso de situaciones de riesgo como riadas e incendios al señalar que deben ser rescatados cuando haya “evidente riesgo” para su vida.

Algunas crecidas del Ebro y el Gállego, los dos principales ríos de la ciudad, han provocado la mortandad de animales de compañía y de granja que no llegaron a ser rescatados, aunque la nueva ordenanza amplía la obligación de los servicios municipales de “intervenir a fin de preservar la seguridad de los animales” cuando el “evidente riesgo para su vida” tenga como causa el “frío, golpes de calor, falta de alimento o agua o similares”.

Base de datos de ADN

Las nuevas medidas incluyen la obligatoriedad de extraer, con el coste a cargo de sus dueños, los códigos de ADN de los animales de compañía cuando se les instale el microchip de identificación. El resultado de esos análisis será incorporado a una base de datos cuya finalidad será garantizar la filiación de las mascotas y la localización de sus dueños cuando se produzcan infracciones como no recoger sus heces de la vía pública.

“Hasta ahora sólo era obligatorio el chip, pero se dan casos en los que los dueños abandonan al animal tras arrancárselo”, explicó Cubero, que anotó que los códigos genéticos permitirán identificarlos (tras cotejar su ADN con el de sus restos biológicos, en el caso de las heces), y también a sus dueños.

La quinta medida se refiere a las colonias de gatos asilvestrados de la ciudad, que serán catalogadas como “ferales” de manera que los felinos pasarán a ser propiedad de la ciudad.

Casi 2.000 gatos en 89 colonias urbanas

La capital aragonesa cuenta con 89 colonias en espacios públicos y privados en las que hay censados casi 2.000 gatos que reciben a diario el cuidado de más de 300 voluntarios.
El programa, iniciado la pasada legislatura e intensificado en esta, incluye el llamado Proyecto CES (Caspura, Esterilización y Suelta), en el que la Facultad de Veterinaria de Zaragoza se encarga, mediante un convenio por el que recibe 90.000 euros anuales y a través de las prácticas de los estudiantes, de las castraciones para evitar que los gatos se reproduzcan.

La reforma de la ordenanza, cuyo contenido fue propuesto por la Comisión Sectorial de Protección Animal, en la que participan las entidades animalistas, la facultad y el colegio de veterinarios y los grupos municipales, establece también “Ia obligación de facilitar a los perros un mínimo de dos salidas al día, con la excepción de los cachorros que todavía no hayan sido debidamente inmunizados”.