Diario Público
Diario Público

Redes sociales Violencia machista y la reina Letizia como reclamo publicitario para anunciar productos en Facebook

Una foto de la reina Letizia retocada con Photoshop para aparentar que ha sido golpeada, acompañada de un texto que reza: “El rey Felipe está furioso con la reina Letizia”. Es el reclamo publicitario con el que una web de apariencia fraudulenta se anunciaba en la red social Facebook. La intención parece ser captar la atención de los internautas para, tras hacer click, pasar a anunciar su producto. El anuncio ya ha sido retirado, según ha confirmado Facebook. Un portavoz de la red social ha asegurado a 'Público' que el anuncio fue eliminado tras comprobar que violaba su política en lo referente a contenidos engañosos o falsos.

La imagen que incluía, en la que también aparece el rey Felipe VI, representa a la reina con un ojo morado y otro cardenal en el labio. Bajo el titular, otro texto: “La reina Letizia está en problemas con el rey Felipe después de que se descubriese que ell…”

La web a la que enlazaba el anuncio que aparecía en la citada red social utiliza la imagen de la reina para, supuestamente, vender productos adelgazantes. “Reina Letizia ha revelado su secreto destructor de grasa que derrite 3. kg de grasa cada semana, Sin dieta o ejercicio”. Además, incluye declaraciones falsas de Letizia y frases que habría escrito en un supuesto blog que, evidentemente, no existe: “Letizia dijo que su increíble transformación fue gracias a una fruta extraña y exótica. En su blog ella afirma, ‘No podía creer lo fácil que fue0. […] la grasa se ha derretido como mantequilla”.

No es la primera vez que se utiliza a un miembro de la Casa Real española como reclamo publicitario. La imagen de la reina Sofía ya fue utilizada para anunciar vuelos de la compañía aérea Ryanair. También su marido, el rey Juan Carlos I fue la involuntaria imagen de una campaña publicitaria de la web de infidelidades Ashley Madison.

Una captura de la web a la que enlaza el anuncio
Una captura de la web a la que enlaza el anuncio

La red social, que suele ser bastante expeditiva a la hora de censurar imágenes que contienen desnudos por considerarlos ofensivos, mostraba este anuncio pero sólo a ciertos usuarios. La publicidad de Facebook es personalizable. Esto quiere decir que los muestra en función de los gustos e intereses de cada usuario y puede segmentar, por ejemplo, entre hombres y mujeres, ciudades, etc. Además el usuario puede elegir si quiere ver ciertos anuncios o no. También se puede “denunciar” un anuncio, avisando a Facebook mediante un formulario de lo inadecuado del mismo.

Facebook ha sido noticia en diversas ocasiones por censurar contenido ‘ofensivo’, lo que en muchas ocasiones ha incluido pezones femeninos y otras imágenes. Hace unos meses vetó la imagen de una mamografía publicada por el diario francés Le Monde y ha habido muchos otros casos similares que le han valido la fama de tener un problema con las tetas. Incluso llegó a eliminar la icónica foto de 'La niña del napalm'.

Y hay muchos otros casos. Recientemente una escritora italiana denunció que la red social le censuró una foto de la estatua del Neptuno de Bolonia por ser “explícitamente sexual” y hace unas semanas censuró una campaña a favor de los niños transexuales. Tras una oleada de críticas, se retractó y permitió que se publicase la campaña, que había sido promovida por la organización Chrysallis.

Lo último en Tremending

En este artículo