Diario Público
Diario Público

Corrupción ‘El Manco de Pontevedra’: las veces que Rajoy puso la mano en el fuego por alguien del PP… y se quemó

5512 0

Si Rajoy se hubiera quemado la mano de verdad cada vez que la ha puesto metafóricamente en el fuego por alguien, le llamaríamos 'El manco de Pontevedra'.

Este mismo lunes, el presidente del Gobierno se abrasó, vuelta y vuelta, a cuenta del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. El juez de la Púnica atribuyó al dirigente murciano tres presuntos delitos de fraude y cohecho por, supuestamente, concertarse con empresas del conseguidor de la Púnica Alejandro de Pedro, para amañar contratos de formación en la Consejería de Educación con el fin mejorar su reputación en Internet y redes sociales para postularse a presidente de la región.

El pasado 11 de junio, tras ver el nombre de Sánchez vinculado con una empresa de la trama Púnica, Rajoy puso su mano en las brasas y le dio su apoyo de forma pública: "Sabes que cuentas con nuestra simpatía y con nuestro reconocimiento y, en mi caso además, con mi apoyo total y absoluto porque te lo mereces". Ya se empieza a percibir el olor a churrasco.

El tino del presidente a la hora de mostrar su apoyo a dirigentes del PP es tal que en las redes sociales empieza a vérsele como un gafe:

Y es que parece que un apoyo público de Rajoy es garantía de condena o, como mínimo, de problemas con la justicia a tenor de los últimos casos:

Alfonso Rus:

"Te quiero, Alfonso, coño. Te quiero, coño. Tus éxitos los considero mis éxitos". Con esta explícita y auténtica declaración de amor, Rajoy mostró su total apoyo en 2007 al entonces presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Xàtiva. ¿El resultado? Quemadura de tercer grado: el 2 de mayo de 2015, Rus fue suspendido de militancia del Partido Popular y retirado de la Presidencia del partido en Valencia tras hacerse públicas unas conversaciones en la que se le escuchaba supuestamente contando dinero del cobro de una comisión. Su frase más famosa fue:"Dos millones de pelas". El 26 de enero de 2016 fue detenido en una operación contra la corrupción a nivel local y regional en la Comunidad Valenciana junto a varias decenas de personas.

Rita Barberá:

Rajoy nunca disimuló su apoyo a Rita Barberá, pero uno de los momentos más recordados es el acto del PP en plaza Plaza de Toros de Valencia en 2015, en el que más efusivo se mostró con ella: "Rita eres la mejor". "Eres la alcaldesa que merece valencia". Cuando falleció, la senadora estaba imputada por presunto delito de blanqueo de capitales en el grupo municipal del PP, en el marco de la Operación Taula, dentro del caso Imelsa.

Carlos Fabra:

"Carlos Fabra es un ciudadano y político ejemplar". Rajoy dijo estas palabras sobre Fabra en 2008, cuando el presidente de la Diputación de Castellón ya había sido imputado por varios delitos contra la Administración y la Hacienda pública. En 2013 fue condenado a cuatro años de cárcel por defraudar 700.000 euros a Hacienda y en 2014 ingresó en prisión, en el centro penitenciario de Aranjuez en Madrid. El 18 de abril de 2016, pasó a tercer grado por disposición judicial.

Francisco Camps:

A Francisco Camps le dedicó una de esas frases extrañas: “Siempre estaré detrás de ti, o delante, o a un lado. Me es igual". La justicia le absolvió del caso de los trajes, pero la causa por el pufo de la Fórmula 1 aún le espera. El caso está bloqueado por la falta de medios de la justicia.

Bárcenas:

Sobre Bárcenas y Galeote, Rajoy también se mojó, pero con un poco de trampa: “Nadie podrá probar que no son inocentes”, aseguró, con guiño involuntario incluido. El famosos SMS “Luis sé fuerte”, también le acompañará siempre. El extesorero del PP está siendo juzgado en la trama central del Caso Gürtel.

PP de Valencia:

Si una comunidad le ha proporcionado a Rajoy más quemaduras, esa ha sido la valenciana. Rajoy siempre ofreció su apoyo a los conservadores valencianos y les mostró como un ejemplo de lo que él quería para España. Incluso llegó vender sus supuestos éxitos como suyos: “Estas son mis credenciales. La gestión del Ayuntamiento de Valencia y la Comunidad. Y Xátiva. Y Castellón. Otros no, pero yo sí. Estas son mis credenciales”, aseguró. Hoy decir "PP de Valencia" es sinónimo de una época de derroche y corrupción. Caso Taula, caso Fabra, caso Blasco, caso Nóos, caso Gürtel, caso Brugal, caso Canal 9, Caso Ivam… la lista es interminable.

En este artículo