Diario Público
Diario Público

La prensa 'seria' ¿Por qué lo llaman populismo cuando quieren decir fascismo?

2012 0

Qué importantes son las palabras. No se eligen al azar y mucho menos en las portadas. Tienen significados, tienen connotaciones y el que trabaja con ellas lo sabe. Las palabras están en constante evolución y, en el terreno político, hay una pelea constante por adjudicarse unas y colgar al adversario otras. El autodenominado ‘bando nacional’ durante la guerra civil fue muy astuto al escoger ese nombre y, al hacerlo, ganó una de las primeras batallas de la guerra.

Esa lucha por las palabras es hoy día más importante que nunca y el tablero donde se juega está ahora en las ruedas de prensa (sin preguntas), los platós y las portadas de los periódicos. No diga usted “rescate”, diga mejor “crédito en condiciones favorables”. No diga “imputado”, mejor “investigado” (ya cambiamos la ley si es necesario). No diga PP, PSOE y Ciudadanos, diga “partidos constitucionalistas”. Diga "parlamento plural" en un caso y "parlamento fragmentado", en otra. Diga "ha sido elegido", si es Rajoy, y "se hace con el control"si es Pablo Iglesias. Si logras que cale, ya tienes mucho ganado.

Y, en estas, llegamos a la palabra “populismo”. Nunca se había utilizado tanto esta palabra  como en los últimos años. En Grecia, con el ascenso de Syriza, con Alexis Tsipras al frente. En España, con el surgimiento de Podemos como una fuerza política de peso. Desde entonces, 'populismo' hasta en la sopa. Este jueves hemos vivido otro capítulo claro: tres de los principales periódicos nacionales (últimamente coinciden mucho) titulan la noticia sobre las elecciones en Holanda hablando de la derrota del "populismo".

La estrategia parece clara: ¡llamemos populistas a partidos fascistas y xenófobos y los identificaremos con otros que no nos gustan! Ya está, otra victoria con las palabras. Lo peor es que tiene un precio: estás blanqueando esas ideologías al no llamarlas con su nombre y contribuyendo a su ascenso. Lo que define al partido de Wilders en Holanda no es que quiera "atraerse a las clases populares", es su xenofobia.

'Populismo' por encima de sus posibilidades

Pero esta obsesión con la palabrita lleva ya un tiempo. Pedro Sánchez se convirtió en el hombre de la palabra populismo, como recuerdan los compañeros de ‘Maldita Hemeroteca’.

Incluso fue la ‘palabra del año’ en 2016 para la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA). Con el ascenso de Trump y su victoria en las elecciones de EEUU, los medios han usado el término por encima de sus posibilidades. Y ahora Trump ya no es un xenófobo o un fascista, es un populista.

Pero, ¿Qué significa? La RAE ofrece una definición muy escueta: “Tendencia política que pretende atraerse a las clases populares”. Visto así, no hay nada de malo... No hombre, diréis, populismo es hacer promesas que no puedes cumplir… Ya.

No... populismo es besar niños en elecciones. Claro

Es venderte en elecciones como alguien que no eres para gustar a la gente... Por supuesto.

Según Fundeu se utiliza para definir “políticos de una u otra ideología que tienen en común hacer una apelación vehemente y emotiva a la ciudadanía, y ofrecer soluciones sencillas a problemas complejos”. Parece la definición de "campaña electoral". ¿Hay alguna definición de populismo en la que no podamos meter a cualquier partido político? ¿Qué es un mitin, un eslogan electoral, una rueda de prensa sin preguntas, un político andando en bici en elecciones o prometiendo cinco millones de empleos, sino populismo? ¡Si es que el PP se llama Partido POPULAR!

"¿Qué es populismo?", dices mientras prometes cinco millones de empleos. Populismo eres tú.

En este artículo