Diario Público
Diario Público

Youtube El arrebato en castellano de Mélenchon a una pregunta de la BBC: “¡El inglés es imperialista!”

"Se creen los dueños del mundo. ¡Te hacen una rueda de prensa y tienes que hablar inglés!". Así se rebelaba Jean-Luc Mélenchon, candidato en las elecciones presidenciales francesas del Parti de Gauche, ante una pregunta en inglés de un periodista de la cadena británica BBC.

Ante el estupor de los periodistas, que reaccionaron con sonrisas al arrebato en castellano de Mélenchon, el político francés denunciaba que obligar a todo el mundo a hablar en inglés es "intrínsecamente imperialista".

Mélenchon nació en Marruecos hace 65 años, pero tanto su abuelo materno como paterno eran españoles. El líder del Parti de Gauche, al que algunos sondeos sitúan en la segunda ronda de las elecciones francesas y frente a la ultraderechista Marine Le Pen, se ha mostrado partidario de sacar a su país de la OTAN y acercarse a los países firmantes del acuerdo ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América).

Melenchon: «En español bien, en inglés no» https://t.co/FUedyCny91 (min 55:50), Rajoy «Ahora no vamos a hacer esto» https://t.co/epdF8Mc1Yo

El Parti de Gauche no es una fuerza política tradicional, sino el movimiento de la "Francia Insumisa". Mélenchon lo fundó en 2008 pero fue a raíz del éxito de Podemos en España cuando enfocó su estrategia a las redes sociales y ganó popularidad. Como los morados, ha enfrentado las mismas críticas: la derecha mediática, los actores económicos y los candidatos de los partidos tradicionales han desatado la política del miedo ante su vertiginoso ascenso. Denuncian su cercanía con... ¿Lo adivináis? ¡Sí! ¡Venezuela! y llaman a su líder "el candidato de la Francia chavista".

Para su desgracia a una mayoría de los franceses, como los españoles, les hastía la política tradicional y seis de cada diez han perdido la confianza en los medios audiovisuales y escritos. Quizá sea ese uno de los motivos por los que el 68% de ellos tiene una opinión favorable de Mélenchon, según un reciente sondeo de Ifop.

De lo que no hay duda es de que su estrategia es diferente: "¡Podemos hablar español, no es un problema!"

En este artículo