Diario Público
Diario Público

Twitter ¿Legalización o abolición?: el eterno debate sobre la prostitución que los políticos evitan llega a Twitter

Las elecciones del 21-D en Catalunya se acercan y aún hay pendientes muchos temas sobre la mesa de la agenda política. Una de las propuestas de medidas de Catalunya En Comú Podem acerca de legalizar la prostitución ha vuelto a sacar a la luz el eterno debate que continúa presente en el feminismo ante la alegalidad de la industria del sexo en España. La propuesta del partido de Domènech y Colau consiste en reconocer los derechos de las "trabajadoras del sexo", atendiendo a las relaciones laborales, su situación sanitaria y garantizarles un respaldo legal; eliminar las leyes que penalizan a las personas que ejercen la prostitución y aumentar el control de los clubs en los que está presente la figura del empresario que controla el negocio de las mujeres; entre otros puntos.

Pero hay muchas voces que no están de acuerdo con la legalización de la prostitución y abogan por una perspectiva más abolicionista, en la que se dé alternativas laborales a las mujeres en prostitución (esto también lo incluye el programa de En Comú Podem) y se penalice a los demandantes de prostitución, denominados "clientes" o "puteros" en función de la perspectiva. También la diputada de Podemos Sofía Castañón, en declaraciones a El Español, ha asegurado que esa propuesta no es compartida por el partido, ya que la formación morada insiste en realizar un análisis más en profundidad del tema y no han definido aún su postura.

Mientras los políticos no llegan a ningún acuerdo, el principal problema de la prostitución continúa: la vulneración de los derechos de las mujeres, las multas, la violencia ejercida contra ellas y su estigmatización. Todo ello más allá de la legalización o la erradicación de la industria del sexo.

El eterno debate, que al final terminan evitando los políticos, ha llegado a las redes. Unas voces, como el Colectivo Hetaira, defienden la autonomía de la mujer para hacer con su cuerpo lo que quiera bajo unas garantías laborales, sanitarias y sociales. Otras, como Beatriz Gimeno o Amelia Tiganus (ex víctima de trata), enfatizan que la prostitución fomenta la desigualdad entre hombres y mujeres y que el ejercicio "voluntario" reside en una cultura influida por el patriarcado. Aquí hacemos una recopilación de los testimonios de ambas perspectivas y el debate que se ha generado al respecto.

En primer lugar, las dos visiones desde un punto profesional: la de la escritora Julie Bindel y Sabrinna Valisce (publicada por Traductoras Abolicionistas) y la de la activista Catherine Healy (promovida por Hetaira). Todas ellas hablan de su experiencia en Nueva Zelanda, un país que despenalizó la prostitución y reconoce a las mujeres como "trabajadoras sexuales".

El debate ha seguido entre los tuiteros y tuiteras. Entre los que han participado Towanda Rebels (creadoras de la campaña #HolaPutero), la diputada de Podemos Beatriz Gimeno o la asociación Hetaira. ¿Quieres reflexionar sobre ello? Aquí recopilamos algunas de las opiniones del debate, a raíz de artículos publicados en CTXT o en este diario, como el de Lidia Falcón.

Al final, la conclusión es unánime: proteger a las mujeres y conseguir que no se vulneren sus derechos.

Más noticias de Tremending...

¿”Una mujer con coraje de hombre”?: los tuiteros corrigen los diez titulares de prensa más machistas

El machismo en el fútbol, reflejado en el hilo de Twitter de una jueza de línea

“La cosificación de la mujer en su máxima expresión”: críticas a la ATP por su sorteo machista

Lo último en Tremending

En este artículo