Diario Público
Diario Público

Twitter ¿Qué hay detrás de la denuncia de censura en Twitter a los perfiles de izquierdas?

“Desde hace tiempo me están sustituyendo seguidores por bots. Si a ti también te pasa, o has dejado de seguir alguna cuenta afectada, compártelo”. Es el mensaje de La Merkel (@GobernoAlem), uno de los perfiles de Twitter que en los últimos días están denunciando comportamientos extraños en la popular red social de los 280 caracteres.

No es, ni mucho menos, la única. Otros tuiteros con decenas de miles de seguidores y muy activos en las redes sociales (algunos son habituales en Tremending Topic) han advertido lo mismo. Sostienen que muchos seguidores reales dejan de seguirles de forma involuntaria y que, al mismo tiempo, observan cómo muchas cuentas falsas empiezan a aparecer entre sus followers.

Beatriz Talegón, Barbijaputa, Anacleto Panceto, Masa y Jonathan Martínez son algunos de ellos, pero hay otros muchos (hay un hilo que recoge los afectados).

Muchos de ellos tienen un perfil ideológico que podría resumirse como “de izquierdas” por lo que algunos han hablado incluso de censura. En concreto, apuntan al llamado shadow banning (suspensión discreta), una técnica que Twitter siempre ha negado, y de la que se ha acusado también a otras redes sociales y foros.

El shadow banning es una forma de perjudicar a ciertos usuarios, sin llegar a expulsarlos, para no levantar sospechas de censura. En lugar de eso, los contenidos del usuario sadowbaneado son mostrados con una menor prioridad en el algoritmo, disminuyendo su difusión. Pero, ¿está practicando shadow banning Twitter o estamos ante una coincidencia?

Twitter: “No censuramos arbitrariamente"

Twitter siempre ha negado esta práctica, de la que han acusado a muchas otras redes sociales y foros, también en otros países como EEUU.

Fuentes oficiales de Twitter han asegurado a Público que no censuran arbitrariamente contenidos de carácter político. También rechazan practicar la suspensión discreta de perfiles. “La promoción del debate político y del discurso abierto es fundamental para nuestro servicio y para nuestros valores como empresa”, aseguran.

Bots y supercuentas plagiadoras

Es conocida de sobra la existencia de bots en las redes sociales, también en Twitter. El propio Jack Dorsey -director ejecutido de Twitter- reconoció en 2017 que el 5% de los perfiles de la red social no son reales, sino bots: cuentas manejadas por ordenadores de forma automática. Según algunos estudios, esta cifra podría llegar al 15%.

Hemos visto bots atacando cuentas de políticos, difundiendo mensajes, inflando el número de seguidores de cuentas reales… Además hay empresas que ofrecen comprar seguidores falsos o retuits por un módico precio. Hay incluso rankings de los políticos con más seguidores falsos en sus redes sociales.

Los tuiteros también han denunciado en repetidas ocasiones la existencia de cuentas que plagian sus mensajes de forma sistemática. En 2015 Público destapó un entramado de decenas de ‘supercuentas’ con miles se seguidores (algunas con más que los principales medios de comunicación de este país), que se dedicaban a plagiar el ingenio de los tuiteros alcanzando un enorme poder de difusión infringiendo varias normas de la red social.

Relacionado:

-Los villanos de Twitter: la trama oscura tras el negocio del retuit

Lo último en Tremending

En este artículo