Diario Público
Diario Público

Pedro Sánchez, la toma de posesión sin biblia ni crucifijo y el reto de Twitter: “A ver si a la próxima es también sin rey”

Pedro Sánchez se ha hecho al fin este sábado con la presidencia del Gobierno de España. Su trabajo le ha costado, y le ha costado su tiempo, pero ya, de una vez, el líder del PSOE ha conseguido asegurarse un apartado seguro en los libros de texto de las décadas futuras.

Por si acaso, de todas formas, ha decidido prometer su cargo en el Palacio de la Zarzuela de manera original, a lo moderno, muy en sintonía con los tiempos que corren. Como si estuviéramos en el 2018 e hiciese más de 40 años que el país dejara atrás las mantillas de Carmen Polo.

Sin crucifijo ni Biblia mediante.

Este gesto del recién estrenado presidente del Ejecutivo ha sido aplaudido por los usuarios de Twitter, quienes, sin embargo, han percibido un motivo decorativo sobrante, a su juicio, en el acto: la presencia del rey Felipe VI.

Y dicen, entonces, que aprovechando la progresía del nuevo Gobierno, podía tomarse alguna decisión al respecto. Por pedir, que no quede.

Eso sí, alguna lección sobre creencias religiosas se ha llevado alguno, que la cultura cristiana se está perdiendo...

Una cuenta no oficial a nombre de Pedro Sánchez, además, ha querido esclarecer el motivo de la decisión simbólica tomada por el nuevo dirigente de España:

Lo último en Tremending

En este artículo