Diario Público
Diario Público

Mundial de Rusia La reportera María Gómez denuncia el machismo que sufren las periodistas en el mundial: “¡Basta ya!”

La reportera de Mediaset María Gómez ha denunciado el machismo que están sufriendo muchas periodistas durante la cobertura mediática del mundial de Rusia.

"Cada vez nos llegan más noticias de reporteras, entre las que me incluyo yo misma y mi compañera Cristina García, que mientras están trabajando los días de partido en la calle tienen que lidiar con aficionados maleducados. No quiero decir listos, porque son lo contrario, más bien. Gente con copas de más o ni siquiera eso, que de pronto se lanzan sobre nosotras, intentan darte un beso o te molestan mientras estás trabajando", denunciaba la periodista ante las cámaras.

La denuncia de Gómez viene a propósito de algunos casos comentados desde hace varios días en las redes en los que aficionados asaltan a reporteras mientras trabajan, con comportamientos que podrían ser considerados acoso. Aquí un ejemplo:

Además de la denuncia pública ante las cámaras, la informadora deportiva colgó varios tuits en su cuenta personal para pedir que se termine con las actitudes machistas.

Horas más tarde, María Gómez quiso zanjar el asunto con una reflexión en su cuenta de Instagram en la que daba gracias a todos los que han mostrado su apoyo y pedía respeto para las mujeres que se dedican a la información deportiva.

Por cerrar el tema y por todos los que os habéis preocupado por mí y mis compañeras. . Denuncié una situación real que sucede en el periodismo deportivo: algunas reporteras nos enfrentamos a situaciones incómodas, irrespetuosas, complicadas para trabajar, llegando en algunos casos al acoso. Y ha sucedido en mundial. . Yo misma haciendo un directo viví cómo un hombre apareció de la nada, se me abalanzó e intentó besarme. . Hay quien dice que exageramos, que es broma, que no es para tanto o lo fácil: feminazi. Pero no. ¡NO! Nadie puede tocarnos, besarnos, sobarnos, ni nada parecido sin nuestro consentimiento. Seamos mujeres u hombres. No hay nada de gracioso en eso. Hay compañeras que han sido manoseadas. Eso no es tolerable, no es negociable; aquí no hay debate. . Y porque tiene que dejar de suceder, debemos denunciarlo. Todas las veces que sea necesario, cada caso, por pequeño que sea. . Lo he dicho y lo repito: no somos muñecas, floreros, objetos,ni trozos de carne esperando besos que no pedimos. Somos profesionales haciendo nuestro trabajo y lo único que exigimos es respeto. . Y no estaría mal, de paso, dejar de cuestionar nuestra valía para cubrir información deportiva basándose en el físico. Hoy me han dicho cosas como “estás ahí por guapa, ahora no llores”. Basta ya de este tipo de comentarios hacia las mujeres. . Por supuesto, exigimos el mismo respeto para los reporteros. Si denuncio los casos con reporteras es porque, desgraciadamente, son más comunes. . Por otro lado, quiero recalcar que, desde mi punto de vista, estas actitudes no representan al conjunto de los hombres. Son sólo los descerebrados los que creen que pueden comportarse así. Espero que con nuestras denuncias recuperen la neurona. . Es cierto que algunos aficionados a veces suman euforia y alcohol y pierden el control. También les pedimos respeto cuando estamos trabajando en la calle y estadios. . Por último, dejar claro que en el mundial no trabajamos con miedo, esto son excepciones. La experiencia está siendo espectacular, a nivel personal y profesional y voy a seguir exprimiéndola. . Gracias por tanto apoyo, mensaje bonito y empatía de hombres y mujeres. Juntos es como debemos luchar????

Una publicación compartida por María Gómez (@maria.gomezg) el

Lo último en Tremending

En este artículo