Viajar con niños de pocos meses es complicado ya sea en coche, en barco o en tren. Y ya no digamos si es por aire, porque entonces las dificultades son todavía mayores. Pues imagina todo eso hace unas décadas. Resulta realmente asombroso, pero así viajaban los bebés en avión en los años 50.

En la década de los 50 los viajes en avión eran bastante diferentes a lo que hoy en día conocemos. De hecho, era considerado un lujo, más que un medio de transporte. Y desde luego, viendo como eran por dentro los aparatos y la comida que servían, se puede llegar a entender.

Así viajaban los bebés en avión en los 50
cntraveler

La separación entre asientos de la clase económica era como la de primera en la actualidad, imagina cómo sería la clase preferente. Además, la decoración estaba más cuidada y era más lujosa. Y la comida era impresionante, de calidad gourmet. Langostas, menús completos, bebidas alcohólicas, todo estaba incluido en el billete. E incluso se podía fumar dentro del aeroplano, ¡qué cosas!

Pero otra diferencia enorme es que volar en aquellos aparatos era bastante más peligroso que en los de ahora. De hecho, la probabilidad de sufrir un accidente era cinco veces más elevada que en la actualidad. Obviamente, las investigaciones y avances tecnológicos han hecho los vuelos más seguros. Eran muy ruidosos y tenían poca estabilidad. Debido a ello, las turbulencias eran realmente fuertes. Tanto, que podían provocar que alguien se rompiera el cuello en el peor de los casos.

Las medidas de seguridad tampoco ayudaban, puesto que las puertas entre primera clase y la normal eran de cristal, por tanto, se podían romper en una de las tremendas turbulencias que sufrían. Esto, unido a que los cinturones de seguridad eran bastante precarios, hacían que el vuelo fuera muy movidito. No es de extrañar que algún que otro pasajero desembarcara ebrio.

¡Cuidado, bebé a bordo!

Pues imagina ahora cómo era llevar un bebé a bordo. Seguro que la próxima vez que viajes con un peque actualmente o lo veas en un avión, lo recordarás y sentirás una mayor tranquilidad a partir de este momento.

Aunque parezca mentira, como los aviones estaban diseñados lujosamente e incluso orientados a la comodidad, los pequeños iban alojados en confortables cunas. Si, como lo lees, llevaban pequeñas camitas para ellos. ¿Quieres saber cómo eran? ¡Vamos a verlo!

Así viajaban los bebés en avión en los 50
British Airways Speedbird Heritage Centre

Según unas fotos que han llegado de la compañía British Overseas Airways Corporation, conocida actualmente como British Airways, los niños iban encantados y comodísimos en una especia de cuna-hamaca, que se enganchaba en la parte superior del lugar donde viajaban los padres y que se denominaba Skycots.

Cunas aéreas para bebés

Las había de dos tipos:

  • Una tipo hamaca, con la parte de abajo hecha de rejilla que permitía al bebé ir más a gusto, puesto que era transpirable y, aunque no lo parezca, también era segura. Este modelo fue el que se usaba en la aerolínea British Overseas Airways Corporation (BOAC).
Así viajaban los bebés en avión en los 50
battmann
  • El otro era un modelo más resistente y tipo cuna. Estaba elaborado a base de metal y con forma de camita por dentro para que el bebé estuviera confortable.

Aunque eran diferentes, ambas tenían en común la seguridad, que consistía en unas barras de metal en los laterales para impedir que el pequeño cayera. También la colocación era igual, iban enganchadas arriba, en la zona exterior del portaequipajes, encima de los padres, que podían atender de esta manera a sus hijos durante todo el trayecto.

Así viajaban los bebés en avión en los años 50
Brian Seed

De este modo los niños iban durmiendo y tranquilitos mientras durara el viaje. Únicamente debían llevarlos en brazos sus padres durante las maniobras de despegue y aterrizaje.

Es de imaginar que los peques irían más cómodos entonces que ahora, aunque fuesen los años 50, porque a veces parece que nos subimos en verdaderas tartanas del aire.

Fuente | Boredpanda


Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

1 Comentario

  1. Pues no sé en que avión era eso. Viajé en Aerolíneas Argentinas en 1976 con mis dos hijos de 18 y 3 meses y puedo aseguraros que de sujetos nada de nada. El pequeñín en un capacho en el suelo a mis pies y el otro sin ninguna sujeción especial; esas fotos que eran de primera clase??? jajaja!!!! ah! y encima cobraron una tasa especial por estar atentos a mis necesidades!!!!!

Deja un comentario