Frente a los miedos de los padres que deben afrontar un viaje más o menos largo con niños pequeños, hay que aclarar que esta circunstancia no deberían traer grandes inconvenientes. Si es tu caso, no desesperes. Aquí te traemos algunas recomendaciones si te tienes que subir por primera vez a un avión con un bebé. Y es que si lo piensas bien, tu hijo seguirá siendo el mismo que en tierra, y lo más probable es que si el vuelo no es demasiado prolongado, mantenga sus mismos horarios para comer, dormir, despertarse, etc. Está en ti no generar que se sienta extraño alterando sus rutinas en exceso. Y tanto en el suelo como en el aire, la paciencia siempre debe primar.

1Cómo elegir el vuelo

Pixabay

Trata de que el horario del vuelo coincida con las horas en que más y mejor duerme el bebé. En la mayoría de los casos conviene, entonces, viajar de noche si la compañía área ofrece esta posibilidad y tienes que afrontar un vuelo de muchas horas.

AnteriorSiguiente

Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

No hay comentarios

Deja un comentario