La Gran Muralla China es uno de los puntos de encuentro más destacados del turismo mundial. Una empalizada de piedra de más de 21.000 kilómetros de longitud y que fue construida por los estados del norte chino a partir del siglo III a.C para protegerse de las invasiones bárbaras. Su punto de partida se sitúa en el golfo de Bohai y llega hasta el borde meridional del desierto del Gobi. Un lugar tan espectacular como este, con una historia increíble detrás, no puede sino encerrar un gran número de curiosidades. ¿Quieres conocer algunas de las más interesantes?

1SU CONSTRUCCIÓN DURÓ 2.000 AÑOS

Gran Muralla China

Los orígenes de la Gran Muralla China se sitúan en el siglo VII a.C, cuando el país asiático aún estaba dividido en pequeños estados. Tras la unificación en el 221 a.C, el primer emperador de la dinastía Qin unió las murallas de los tres estados del norte para formar la primera Gran Muralla. Desde entonces fue reconstruida, ampliada y modificada a lo largo de la historia de China durante más de 2.000 años, con la idea de proteger el imperio chino de los mongoles y otros invasores. La Gran Muralla no se concluyó oficialmente hasta 1644 gracias a los Manchues.

AnteriorSiguiente

Compartir

4 Comentarios

  1. Eso de que la Gran muralla se ve desde el espacio es una tremenda simplificacion. Lo que originalmente queria decirse es que la longitud de la gran muralla, desde donde empieza hasta donde termina SI SE VE DESDE EL ESPACIO. Y por lo tanto es la unica construccion humana de dimensiones tales que son visibles desde el espacio. Sus dimsniones, pero no la muralla en si. Claro esta, luego tendremos 2 cuando Trump haga su famoso muro en la frontera de Mexico.

  2. La única obra humana que se ve desde el espacio son los invernaderos de Almería. Se ve como una gran mancha blanca junto al mar en el SE de la península ibérica.

  3. La muralla china se ve a veces. Es fácil de explicar: cuando el sol está en el horizonte crea una sombra de unos metros de ancha, y por supuesto varios kilómetros de larga. Claro, las estaciones orbitales polares apenas están a 250 km de altura, y una linea obscura de 150 m de ancha y varios km de larga se ve sin dificultad. Pero al mediodía la muralla china no se ve, ni con nubosidad, ni en el invierno.

Deja un comentario