¿Por qué será que el Año Nuevo chino llega siempre un mes después que en el resto del mundo? ¿Se produce sólo en el gigante asiático, o tiene repercusión fuera del país? ¿A qué se debe que se conozca cada año con el nombre de un animal? Preguntas y más preguntas nos asaltan cuando pensamos en esta singular costumbre que nos queda cada vez más cerca. De hecho, en ciudades como Madrid, Londres o Nueva York se celebra con bastante algarabía. Así pues, intentemos arrojar algo de luz a los misterios llegados del lejano Oriente.

1¿A qué se debe el cambio de fechas?

geograph

El Año Nuevo chino no tiene una fecha concreta, aunque suele coincidir con los últimos días de enero y los primeros de febrero. Se debe a que se rigen por el calendario lunar, basado en una costumbre ancestral regida a su vez por su almanaque astrológico. De esta forma, un siglo para ellos se divide en 6 décadas compuestas por ciclos de 12 años, donde cada año se representa con un animal. En su calendario han superado ya el 4700, así que nos llevan casi 3000 de ventaja.

AnteriorSiguiente

Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

1 Comentario

Deja un comentario