Florencia es una ciudad italiana de la región de la Toscana, de un millón y medio de habitantes en su área metropolitana. Tuvo su época de mayor esplendor durante la dinastía Médici, con el Gran Ducado de Toscana. Hoy en día es uno de los principales destinos turísticos en Europa. No en vano, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y nos ofrece una experiencia artística y monumental de indudable valor. Si no dispones de mucho tiempo para tu viaje, te brindamos la opción de pasar dos días disfrutando de todos sus atractivos.

Día 1

El centro histórico de Florencia es donde se encuentran muchos de los lugares de gran interés de la ciudad. Comenzaremos por la Piazza del Duomo, el Duomo de Santa María del Fiore o Casa de Dios y Catedral, el Battistero di San Giovanni y el Campanile del Giotto.

Muy próxima tenemos la Piazza de la República, una zona comercial con gran cantidad de comercios, bares, restaurantes y heladerías. Un sitio de una belleza y una historia más que elocuentes. Desde esta plaza, a poca distancia encontramos la Fontana del Porcellino, donde la tradición apunta que quien acaricia al jabalí de bronce se asegura volver a Florencia.

En este lugar espectacular vamos a hacer un alto para degustar algún plato de la extensa cocina italiana. Recomendamos una exquisita pasta fresca rellena, acompañada por alguna de las salsas florentinas, un helado artesanal y, como marca la tradición italiana, un café para acabar.

Ya repuesta las fuerzas, continuamos nuestro paseo por esta zona de la ciudad hacia el Río Arno. Aquí encontraremos una vista preciosa de los puentes que lo cruzan. El más próximo es el Ponte Vecchio, el puente más famoso y antiguo de Florencia y el que ilustra nuestro artículo.

Continuando por la ribera del río, llegaremos a la Piazza della Signoria, una plaza famosa de la zona de Firenze donde podemos observar la estampa de esta ciudad tan carismática, el Palazzio Vecchio. Cercana a ella tenemos la Piazza degli Uffizi con la famosa Galería Uffizi. En ella se guardan las obras de grandes artistas como Tiziano, entre otros.

DÍA 2

El segundo día lo comenzaremos en otro museo. En este caso se trata de la Galería de la Academia, donde podremos observar al célebre David de Miguel Angel. 

Otro de los edificios emblemáticos para visitar se encuentra frente a la Piazza di Santa Croce. Allí nos espera la Basílica di Santa Croce di Firenze, con las famosas tumbas que alberga y el monumento a Dante Alighieri.

Comeremos en la zona y antes de continuar nuestra visita a Florencia. Recomendamos un almuerzo ligero con un carpaccio, ya sea de pescado o carne, una ensalada caprese y unas bruschettas.

Comenzaremos la tarde visitando la Loggia dei Lanzi, para continuar el recorrido por el Museo Nacional Bargello, situado en la antigua prisión cercana a la Piazza della Signoria. Reúne una interesante colección de esculturas de todo tipo y estilos, con obras como el Baco de Miguel Ángel, el Mercurio de Giambologna o el David de Donatello.

Llegaremos luego, por último, al Museo Nacional de San Marcos, situado en la Basílica de San Marcos, un convento que se fundó en el siglo XIII. Este museo posee, entre otras obras de arte, una de las mayores colecciones de murales de Fra Angélico.

Todo el centro histórico de Florencia fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982 por la UNESCO. Es muy probable que este recorrido te haga disfrutar con sus encantos culturales y arquitectónicos. Es difícil encontrar una ciudad tan monumental como Florencia.

Imágenes: WikimediaWikipedia.


Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario