Disfruta de Londres en dos o tres días, una de las grandes capitales del mundo. Piérdete entre sus calles y respira cultura.

Comenzaremos nuestro paseo de dos o tres días en Londres por la Torre de Londres. Oficialmente el Palacio Real y Fortaleza de su Majestad, es un castillo situado en la ribera norte del río en el centro de Londres y próximo a Tower Hill. Su construcción data del año 1066 como parte de la conquista normanda, la Torre Blanca fue construida por Guillermo El Conquistador en 1078 y a partir del año 1100 el edificio se utilizó como cárcel.

Cruzaremos el Tower Bridge, puente levadizo muy famoso y uno de los símbolos de Londres, hasta la orilla sur del Támesis  y encontraremos el edificio City Hall donde se encuentra el Ayuntamiento de Londres.  Se trata de un curioso edificio de cristal que se asemeja a un huevo cortado en rebanadas y, para bien o para mal, no deja a nadie indiferente.

Admiraremos también The Shard, el segundo edificio más alto de Europa con 306 metros de altura. Este edificio de cristal fue inaugurado en 2013 y es recomendable subir al mirador en la planta 73 para disfrutar de unas vistas espectaculares. Continuamos por esta orilla del río y llegaremos al Borough Market, un mercado de alimentación que esta ubicado debajo de los arcos del ferrocarril en London Bridge. Este mercado, uno de los más grandes de la ciudad, es el sitio ideal para los gourmets. En él se ofrecen productos de alta calidad y comidas artesanales de toda Gran Bretaña. Podemos aprovechar el lugar para comer y reponer energías para afrontar la tarde con alegría.

Reanudaremos el paseo por un sitio histórico para el arte y el teatro: The Globe o El Globo, construido en 1599, no tenía techo por lo cual no había presentaciones los días lluviosos, el teatro solo funcionaba durante el verano y mientras durara la luz del día. Las presentaciones solo se llevaban a cabo los fines de semana, comenzaban a las dos de la tarde y se extendían hasta antes del anochecer.

Continuaremos y recorreremos el Tate Modern, museo de arte moderno, hasta llegar al Teatro Nacional o National Theatre, uno de los más importantes centros de artes escénicas junto a la Royal Shakespeare Company y la Royal Opera House. El Southbank Centre es un complejo con numerosos centros artísticos, se divide en tres: la Royal Festival Hall que incluye la Biblioteca de Poesía Saiso, el Queen Elizabeth Hall y el Purcell Room que junto a la Galería Hayward forman el mayor centro de arte de Europa.

Así llegamos al London Eye, también conocido como Millennium Wheel o Noria del Milenio, un punto de referencia. Esta noria mirador de 135 metros de altura está situada sobre los Jubilee Gardens en el South Bank del Támesis, junto al County Hall y frente a las oficinas del Ministerio de Defensa. Para concluir este día cruzaremos el Waterloo Bridge y llegaremos al Somerset House uno de los grandes edificios históricos, construido en el siglo XVIII por Sir William Chambers, en él funcionaron oficinas gubernamentales, sociedades científicas y la Oficina Naval.

Haremos un alto en Covent Garden, barrio localizado en la parte oriental de la ciudad. Esta zona es puramente comercial, llena de tiendas, artistas callejeros y numerosas areas de entretenimiento. Aquí se encuentra la Royal Opera House y es una zona con gran cantidad de teatros. La Covent Garden Piazza es el centro geográfico y entre los años 1500 y 1974 fue un gran mercado de flores hasta que fue trasladado a New Covent Garden Market en Nine Elms, donde terminaremos nuestra recorrido del primer día.

Empezaremos nuestro segundo día por la estación de metro Westminister en pleno centro de la ciudad, un lugar que fue inaugurada en 1868. Pasearemos por los parques Hyde Park, uno de los más grandes y famoso por su Speakers Corner, un rincón del orador donde cualquier persona puede hablar en público mientras sus palabras no violen la ley. La policía puede actuar ante las quejas o denuncias de algún ciudadano o si se utiliza un lenguaje ofensivo.

Otro parque próximo es el Green Park,  con 19 hectáreas, es otro de los Parque Reales. No tiene lagos como sus vecinos, posee árboles longevos y poca floración. Siguiendo por la ruta de los parques, otra visita imprescindible es el St. James Park, tiene 23 hectáreas y es el más antiguo de los Parque Reales. Tiene dos lagos con una buena colonia de patos y ofrece unas impresionantes vistas del Buckingham Palace y de la Foreign and Commonwealth Office.

Estando aquí no podemos pasar por alto el Buckimgham Palace, la residencia oficial de la Reina de Gran Bretaña y sede de la Royal Collection, una impresionante colección de obras de arte. Si tenemos suerte y nos coincide en nuestra visita podemos ver el famoso cambio de la Guardia Real, un espectáculo curioso aunque seguramente algo sobrevalorado.

Una vez finalizado nuestro recorrido por esta zona tomaremos Birdcage Walk y nos trasladaremos hasta el famoso Big Ben y el Palacio de Westminster. Este edificio del parlamento británico, alberga la cámara de los lores y la de los comunes. Situado a orilla del río Támesis, su construcción final con un estilo neogótico se sitúa entre los años 1840 y 1865. Para comer o almorzar en algún momento del día no podemos olvidar probar los famosos fish and chips, el plato típico londinense.

Una vez que hayamos recuperado fuerzas continuaremos hasta la Westminster Abbey o Abadía de Westminster, una iglesia gótica anglicana grande como una catedral. Es el lugar tradicional de las coronaciones y entierros de los monarcas ingleses. Seguiremos por Victoria St. hasta llegar a la Westminster Cathedral o Catedral de Westminster, el templo más importante de la iglesia católica en Inglaterra y Gales y sede del arzobispado. Con su torre San Eduardo de 87 metros de altura, destaca también por sus pilares de mármol de carrara y por sus techos con mosaicos. Sin duda no podemos dejar de admirar esta belleza arquitectónica.

Muy próximo a la Catedral tenemos dos teatros el Victoria Palace Theatre, moderno edificio acristalado, y el Apollo Victoria Theatre, inaugurado en 1901 con una arquitectura neorrenacentista, un punto pintoresco de este recorrido. No podemos estar en esta ciudad y no hacer un alto para tomar el famoso té ingles acompañado por unas pastitas, unas masas o, mi favorita, la tarta de manzana.

Para terminar este recorrido conoceremos Pimlico, una zona del centro de la ciudad conocida por sus plazas y por un tipo de arquitectura característica llamada de la regencia. Este sector de la ciudad presenta, aparte de los amplios jardines y plazas, iglesias anglicanas y a orillas del Río Támesis unas espectaculares vistas.

Caminando por la ribera del río, por Grosvenor llegaremos a un edificio pintoresco, la Tate Britain, que pertenece a una galería de arte desde 1897. Si continuamos en la misma dirección nos encontraremos con St. John´s Smith Square, curiosa iglesia construida en 1728 que se utiliza como sala de conciertos después de la reconstrucción a la que fue sometida al término de la Segunda Guerra Mundial.

Para comenzar nuestro tercer día, visitamos otro lugar mítico de Londres: Trafalgar Square o Plaza Trafalgar. Una plaza construida para conmemorar la Batalla de Trafalgar, en la que la armada británica venció a las armadas francesa y española frente al Cabo de Trafalgar. Otro sitio de interés histórico es Admiralty Arch o Arco del Almirantazgo, un gran edificio de oficinas con una gran arquería que da acceso a un camino y a un paso peatonal entre The Mall y Trafalgar Square. Fue diseñado en 1910 y la construcción del edificio fue solicitada por el rey Eduardo VII para su madre la reina Victoria.

Observaremos la estatua de Carlos I y emprenderemos el camino para la zona de la National Gallery o Galería Nacional, que es el principal museo de arte de Londres, inaugurada en 1824, posee más de 2300 pinturas del periodo histórico entre 1250 y 1900. Desde aquí iremos hasta Piccadilly Circus, uno de los lugares más fotografiados del mundo. Due construido en 1819 para unir Regent Street con la calle Piccadilly y hoy también esta vinculada a los teatros Shaftesbury Avenue, The Haymarket, Coventry Street y Glasshouse Street. Su cercanía con la mayor zona de compras y entretenimiento, así como ser un importante cruce de carreteras, han hecho que esta calle sea aparte de un punto turístico, un punto de encuentro para todos los londinenses.

Pararemos para comer en este sitio donde tenemos muchas alternativas de platos de todos los rincones del mundo para luego continuar nuestro viaje desde Piccadilly (línea azul) hasta St. Paul Station (línea roja) cambiando de linea en Holborn Station. Visitaremos la Catedral de San Pablo  o Saint Paul´s Cathedral, una catedral anglicana que hoy es la sede de la diócesis de Londres. Se encuentra en Ludgate Hill, el punto más alto de la ciudad. La iglesia actual fue diseñada en el estilo barroco inglés y construída entre 1676 y 1710 con una altura de 111 metros.

Muy cerca de esta catedral se encuentra el Museo de Londres, que nos cuenta la historia de la ciudad desde la prehistoria hasta hoy. Encontramos los restos del muro Romano en el borde del casco antiguo de la ciudad, conocido como la City, hoy en día el distrito financiero. El museo trata principalmente la historia social de sus habitantes a través de la historia. Y por último podemos dar un paseo por la City de Londres, una de las más importantes del mundo, maravillarnos con los modernos rascacielos y emprender el regreso sabiendo que hemos estado en los sitios más representativos de esta gran ciudad.

Imágenes: Wikimedia, Wikipedia, Colección propia.

 


Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario