Si quieres conocer Bratislava en un día, nuestro primer consejo es que no lo hagas. Esta ciudad, capital de Eslovaquia, es muy bonita y merece más de 24 horas para descubrir en profundidad todo cuanto ofrece al visitante. No obstante, si no te queda más remedio, prepárate para correr, porque cuanto más la disfrutes, más querrás ver.

Como decimos, Bratislava es la capital de Eslovaquia. Dada su cercanía a Viena, muchos deciden quedarse en la capital austríaca y no venir a esta ciudad. Sin embargo, es un error, ya que es una localidad realmente bonita que puede ser transitada tranquilamente a pie. Su Ciudad Vieja es el lugar ideal para conocerla en apenas unas horas.

Bratislava es una de las capitales europeas más pequeñas. Sin embargo, su ubicación a orillas del río Danubio y su patrimonio histórico la convierten en el perfecto pueblo de cuento de navidad. De hecho, si vienes en invierno, en las fechas festivas, tal vez veas a Santa Claus en sus engalanadas calles y sus preciosos mercadillos.

Qué ver en Bratislava en un día

La Ciudad Vieja de Bratislava es una zona preciosa para visitar en un solo día. Al caminar por sus estrechas calles, es como si la historia te susurrase al oído todo cuanto ha visto a lo largo de los siglos. Y dentro de esta parte de la capital de Eslovaquia, hay algunos puntos que no te puedes perder.

Si no tienes ganas de complicarte mucho la existencia, puedes adquirir la Bratislava Card. Con ella tienes acceso a un tour gratuito por todo el centro. Eso sí, o sabes idioma eslovaco, inglés o alemán. De lo contrario, no te vas a enterar de nada porque no está en otras lenguas. Pero es una forma sencilla de conocer el Casco Antiguo en poco tiempo y que te sobre día para ir luego a las zonas que más te han gustado.

Si prefieres ir por tu cuenta, puedes empezar tu visita en el Ayuntamiento. Está ubicado frente a la Plaza Mayor, del siglo XV, que es un bello ejemplo de arquitectura medieval tardía. Alrededor se encuentran palacios y edificios históricos muy bonitos y plagados de detalles.

En este punto merece la pena subir a la Torre del Reloj del Ayuntamiento, desde donde se vislumbran unas vistas muy bellas de la ciudad. También incluye su interior un Museo Municipal bastante antiguo y pintoresco.

Guía de Bratislava en un día
Guía de Bratislava en un día wikimedia

Del Ayuntamiento puedes acercarte hasta el Puente y la Puerta de San Miguel. Antaño, el puente se elevaba sobre un foso. Hoy esta parte está llena de restaurantes y es un buen lugar para repostar. Pero ten cuidado, es muy turístico y a veces los precios se pueden ir un poco.

Bajo en Puente de San Miguel está la Puerta, la única de las cuatro que un día delimitaban las entradas a la Bratislava del Medievo. Aquí está el kilómetro cero del país. Por cierto, hay casi 2000 kilómetros hasta el kilómetro cero de España desde esta zona.

Música en Bratislava

Como solo estarás un día en la ciudad, o has reservado asiento o no escucharás música. Sin embargo, merece la pena conocer la parte sonora. Primero acércate hasta la Ópera de Bratislava. Es un edificio realmente elegante que guarda toda su magia clásica.

No muy lejos también encuentras la Filarmónica de Bratislava. Este edificio, más bien barroco, data del siglo XVIII y también es bastante espectacular.

La Bratislava soviética

El yugo comunista de los soviéticos también se puede observar en la ciudad. Mientras paseas por la zona histórica, verás diversos monumentos dedicados a los soldados rusos que ayudaron a echar a las tropas alemanas en la Segunda Guerra Mundial.

La Bratislava religiosa

A continuación, pero no menos importante, merece la pena conocer la Bratislava religiosa. Mientras paseas por la Ciudad Vieja, vas a encontrar lugares sagrados como la Catedral de San Martín. Es imponente por dentro y espectacular por fuera.

La Iglesia Azul de Bratislava es otro rincón que debes visitar. Su tonalidad azul y su toque modernista la convierten en una rara avis dentro del clasicismo de la ciudad.

Guía de Bratislava en un día
Guía de Bratislava en un día wikimedia

Tampoco te olvides de visitar la Iglesia de la Santísima Trinidad. Es muy bella tanto por fuera como por dentro, pero en especial su fachada resulta maravillosa.

La Bratislava regia

Finalmente, acabamos visitando la parte de la ciudad donde residen y residieron los gobernantes de la ciudad. Primero debes conocer el Palacio de Grasalkovicov, de estilo rococó y residencia del presidente del país.

Guía de Bratislava en un día
Guía de Bratislava en un día wikimedia

Luego es bueno subir a lo alto de la colina para conocer el castillo de Bratislava. En lo más elevado de la ciudad obtendrás unas vistas increibles de la zona. Aunque ha sido restaurado varias veces, todavía conserva el brillo y espectacularidad de los tiempos de gloria del lugar.

Guía de Bratislava en un día
Guía de Bratislava en un día wikimedia

Esto es una sencilla guía para conocer Bratislava en un solo día. Pero como dijimos al principio, merece la pena pasar unas horas más y poder pasear tranquilamente a orillas del Danubio, conocer su historia, sus estrechas calles, la tienda más antigua del lugar, su gastronomía y, en definitiva, descubrir una capital pequeña, pero muy coqueta y elegante.

Fuentes | welcometobratislava y bratislava-slovakia


Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

No hay comentarios

Deja un comentario