Alrededor del mundo hay monumentos y estatuas, cuya fecha de creación se remonta varios siglos. Por su parte, los monumentos son un tipo de ofrenda pública para conmemorar algún acontecimiento importante. En los monumentos se reconocen la características arqueológicas, artísticas e históricas. Mientras que las estatuas representan modelos reales, para homenajear dioses, personajes históricos o, en algunos casos, distintos conceptos.

Ambos están presentes en diversas culturas y sociedades, sin embargo, hay algunos que se escapan a la característica de “seriedad” que esperamos de estos símbolos.  A continuación, dejamos un peculiar listado con los monumentos y estatuas más extrañas del mundo. Obras que ni siquiera te hubieses imaginado que existen. Algunas de estas creaciones están en museos, y otras en lugares públicos o históricos. En algunos casos, también destaca de sobremanera la importancia del autor.

1El tenedor, Suiza

Max Pixel

Que de la nada surja un tenedor gigante es extrañísimo, pero cierto. Y es posible verlo ensartado en las aguas del lago Leman, en la localidad de Vevey. Fue en el año 2009 cuando se instaló en el lugar este tenedor de 8 metros de altura como parte de una exposición de la empresa de alimentos Nestlé.

Tras la muestra, el tenedor debía ser retirado, pero su éxito fue de tal magnitud, que fue dejado en el lugar como símbolo del hogar de la ya mencionada firma alimenticia. Sin duda que los turistas que visiten este lugar en los próximos siglos se preguntarán cómo llegó ese tenedor hasta ahí. Con leernos podrán saberlo.

AnteriorSiguiente

Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

1 Comentario

Deja un comentario