Más o menos grandes y con mayor o menor infraestructura turística, las islas más bonitas de Italia pueblan el mar Mediterráneo brindando una interesante oferta tanto de bellos paisajes como de patrimonio histórico, cultural y arquitectónico que seguro no te harán sentir indiferencia.

Gastronomía exquisita, puertos pintorescos, generosas playas de aguas turquesas, y pueblos blancos o coloridos son solo parte de lo que puedes encontrar en estos destinos tocados por la gracia de la naturaleza y con muchos años de presencia humana sobre sus espaldas, que han dejado sus múltiples huellas históricas.

1Capri

Wikimedia JonathanHeu

En la bahía de Nápoles se encuentra esta isla que parece salida de una postal. A sus bellezas naturales se suman reliquias históricas -que datan de la época del imperio romano-, una importante vida comercial y nocturna y una sabrosa gastronomía que atrae a famosos, ricos e intelectuales. Rodeada de farallones y bañada por las aguas verdes y turquesas del mar Tirreno, no debes perderte un paseo por sus puertos, sus cuevas marinas (culminando con la magnífica Grotta Azzurra) o un ascenso en teleférico al Monte Solaro (589 metros).

AnteriorSiguiente

Compartir

Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

1 Comentario

Deja un comentario