Cuando el buen tiempo acompaña, viajar sobre dos ruedas resulta un placer indiscutible. Para ello, nada mejor que seleccionar algunos de los más fabulosos recorridos en los que combinar la pasión por el motor, los espacios naturales, los pueblos más acogedores y la mejor gastronomía.

Siempre, eso sí, guardando las medidas de seguridad precisas, y con la previsión necesaria para buscar entre las diferentes opciones de seguros de moto que nos protejan de posibles eventualidades. Si quieres ponerte el casco y realizar un viaje memorable, te proponemos las seis mejores rutas en moto para el verano.

Ruta 66 portuguesa

Viajar en moto
Fuente: Pixabay

Si en Estados Unidos pueden presumir de su mítica Ruta 66, Portugal ha decidido hacer lo propio, a través de un trayecto que es de los mejores para realizar en verano y descubrir el país vecino.

La Ruta 66 portuguesa transcurre por la sinuosa Estrada Nacional II (EN2), que cruza todo su territorio de norte a sur, desde la localidad de Chaves hasta la villa de Faro en el Algarve. Unos 739 kilómetros, por más de una treintena de municipios, que te permitirán conocer sobre dos ruedas la belleza de los pueblos, ciudades y paisajes portugueses, además de saborear su gastronomía.

Ruta de Tossa de Mar a Cadaqués

Cadaqués
Fuente: Pixabay

Muchas son las rutas moteras que nos aguardan en Cataluña y el verano es muy buena época para hacer unas cuantas de ellas. Así, no se debe pasar por alto la que une Tossa de Mar con Cadaqués, más de cien kilómetros en los que disfrutar de Girona por carretera.

En la primera fase de este trayecto por la Costa Brava, hasta Sant Feliu de Guixols, te entusiasmará el tramo conocido como «El Año», ya que cuenta con 365 curvas en unos 23 kilómetros. A continuación sigue hasta enlazar con la C-31 para alcanzar Palamós y Pals, y continúa hacia Torroella de Montgrí, el pueblo pesquero de L’Escala, Empúries y Roses, hasta llegar a la bella Cadaqués.

Ruta de Amalfi a Nápoles

Amalfi (Italia)
Fuente: Pixabay

Otra de las mejores rutas en moto que puedes hacer en verano se encuentra en Italia. La belleza de la costa de la Campania, partiendo de Salerno, te enamorará a través de la Strada Statal 163, con numerosas curvas y bellos pueblos en acantilados y laderas de montaña, como Maiori, Amalfi, Conca dei Marini, Praiano y Positano, entre otros.

Tienes la opción de acercarte hasta Sorrento y seguir por la SS145 hasta alcanzar Castellammare di Stabia, así como un destino que no puedes perderte: Pompeya. Después, encontrarás el volcán Vesubio y llegarás a la bella Nápoles. La ruta consta de poco más de cien kilómetros que te harán vibrar sobre dos ruedas.

Ruta de Cabo Norte

Latefoss
Fuente: Pixabay

En el punto más septentrional de Europa se encuentra Cabo Norte (Nordkapp), otro de esos lugares de ensueño para moteros, perfecto para recorrer en verano. Este es un destino con mayor dificultad que los anteriores, pero la inmensidad de los paisajes, el sol de medianoche, los fiordos y las carreteras, provocan que merezca la pena para aquellos que puedan disponer del tiempo y el presupuesto necesarios para realizarlo.

Si partes desde España, una buena ruta te conduce por Burdeos y París, en Francia, para cruzar después a Lieja (Bélgica); descubrir las localidades alemanas de Colonia, Dormunt, Bremen y Hamburgo; las danesas de Flensburg, Odense y Copenhague; Malmö y Gotemburgo en Suecia; y, al fin, en Noruega, seguir por Oslo, Bergen, Mo i Rana, Narvik, Andselv, Alta, Skaidi, Honningsvag y Norkapp (Cabo Norte). Más de 5.000 kilómetros que se pueden convertir en el viaje de tu vida.

El Paso del Stelvio

Paso del Stelvio
Fuente: Pixabay

Cualquier aficionado a las dos o a las cuatro ruedas echa a volar la imaginación cuando se menciona el Paso del Stelvio (Passo dello Stelvio). Situado en los Alpes italianos, este lugar alcanzó fama mundial al comenzar a formar parte del Giro de Italia, hace décadas. La carretera solo está abierta entre los meses de junio y noviembre, siendo el verano una de las mejores épocas para recorrerla.

La ruta comienza en Bormio, lugar desde el que llegarás al Paso por la SS38, a 2.757 metros de altura, con unas vistas impresionantes. Desde ahí, podrás lanzarte para realizar el famoso descenso con 48 curvas cerradas en unos 24 kilómetros y con 1.871 metros de desnivel, siendo el desnivel medio de un 7,6%.

Picos de Europa

Viajar en moto
Fuente: Pixabay

Si no está en tu mano irte tan lejos, el norte de España ofrece numerosas rutas moteras para disfrutar del verano. Entre ellas, es buen momento para recorrer los Picos de Europa. Puedes hacer un viaje tranquilo y hermoso desde Potes, para cruzar el puerto de montaña de San Glorio, descender hasta Riaño, y seguir por la N-625 hasta el Desfiladero de los Beyos y hacia Casielles, para alcanzar lo que se conoce como el «Stelvio asturiano», con sus 22 curvas de herradura. Tras vivir la experiencia, pon rumbo a Cangas de Onís, y no olvides acercarte a la Basílica y a los lagos de Covadonga. Si sigues hacia Panes, el Desfiladero de la Hermida y Potes abarcarás una espectacular ruta circular de poco más de 200 kilómetros.


Compartir
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

No hay comentarios

Deja un comentario