La palabra museo suele imponer un halo de respeto, y algunas veces incluso de aburrimiento. Pero es un lugar que cumple con la tarea de mostrarnos buena parte de la historia del hombre, en todas sus facetas, o de la riqueza natural del planeta desde sus orígenes. Sin embargo, como todas las cosas se pueden coleccionar y exhibir, a veces surgen opciones que, para muchos, pueden originales, disparatadas e incluso divertidas.

Te proponemos un paseo por algunos de los museos más extraños del mundo. Penes, aliens, inodoros y carrozas fúnebres, entre otras opciones más o menos raras, forman parte de este recorrido singular. ¿Nos acompañas?

1El museo de las relaciones rotas (Zagreb, Croacia, y Los Ángeles, EEUU)

brokenshipla

Cuando una relación amorosa se termina, a veces no sabemos qué hacer con tantos recuerdos. Una buena opción es donarlos para que integren la colección del Museo de las Relaciones Rotas. Así lo hicieron gran cantidad de personas de todo el mundo. Y los objetos exhibidos, con una breve descripción de su historia, ya suman más de diez mil. ¡Qué duro puede llegar a ser el amor!

AnteriorSiguiente

Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

1 Comentario

Deja un comentario