Para los viajeros inquietos que no se conforman con mirar y pasar de puntillas por los sitios indicados en los mapas turísticos, quizá resulte un desafío visitar lugares emblemáticos como la Torre Eiffel o el Rockefeller Center y ver un poquito más allá de lo obvio. La recompensa es, por ejemplo, encontrar lugares secretos escondidos en monumentos famosos.

Te proponemos un recorrido por Nueva York, Londres, París, Milán y Fiumicino pero con el objetivo de sorprenderte con detalles o espacios no tan evidentes. Allá vamos.

1Apartamento de Gustave Eiffel en su mítica torre (París, Francia)

inovadesign.net.br

Son incontables las personas que han visitado la Torre Eiffel de París desde que fue inaugurada en 1889. ¿Pero sabías que su creador había incluido un apartamento en su cima? La mayoría de los locales y visitantes desconocían su existencia hasta que en los últimos tiempos fue abierto al público.

Decorado con elegancia, el espacio se mantiene prácticamente intacto. Se pueden apreciar muebles de madera tallada, pinturas al óleo y hasta un piano de cola. Se cuenta que Gustave Eiffel lo utilizaba “para el entretenimiento y la reflexión”. Y que se negaba a venderlo pese a las generosas ofertas que recibía.

AnteriorSiguiente

Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

No hay comentarios

Deja un comentario