Más allá de los mayas, aztecas e incas, seguramente las civilizaciones desaparecidas que a todos nos vienen a la mente y de las que han persisitido impresionantes construcciones que sobrecogen por su belleza, existieron muchas otras que, igualmente, conforman un misterio todavía por resolver.

Hoy recorremos el mundo para descubrir nueve civilizaciones que desaparecieron de forma misteriosa y que, en la actualidad, siguen motivando a todo tipo de especialistas para dar con aquellas respuestas que nos permitan conocer mucho más de nuestra propia historia.

1Clovis, Estados Unidos

Fuente: Wikimedia

Al sur de los Estados Unidos, se establecía la que se conoce como cultura clovis. Su nombre proviene de Clovis, una localidad de Nuevo México cercana al lugar donde se encontraron sus primeros restos arqueológicos, datados entre los años 10.600 y 11.250 a. C. Diversos yacimientos, especialmente dedicados a actividades relacionadas con la matanza de grandes mamíferos, aparecieron desde entonces por estados como Montana, Arizona y Florida.

Existe un sinfín de especulaciones sobre los clovis, e incluso hay una que asegura que fueron estos cazadores de mamuts los responsables de su extinción. Lo cierto es que esta cultura desapareció y, aunque no se sabe con certeza la causa, se cree que tuvo mucho que ver la mini edad de hielo que padecieron. No obstante, las últimas investigaciones defienden la idea de que el motivo fue el impacto de un asteroide.

AnteriorSiguiente

Compartir
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

6 Comentarios

  1. Hola. Interesante, aunque nada nuevo. Excepto una cosa. Clovis no es una “civilización” ni nada por el estilo. Es la denominación de unos restos arqueológicos (culturales, por ende) que durante mucho tiempo la arqueología oficial consideró los restos humanos más antiguos de América: la primera “cultura de América” que luego se iría extendiendo hacia el resto de Norteamérica y bajando por Meso y Centroamérica hasta el sur. Después de descubrimientos en Chile y Brasil que son mucho más antiguos, el carácter primigenio de la cultura Clovis no es defendido ya por nadie. Pero hablar de “civilización Clovis” es como hablar de “civilización Chatel-perroniense”, que nadie ha hecho jamás porque no tiene ningún sentido.

  2. La “periodista” será gallega, pero piensa como una mesetaria conquistadora….. Mira que afirmar que, por ejemplo, mayas, aztecas o incas son civilizaciones “desaparecidas”, equiparándolas a las que nos expone a continuación….. Vamos! Como si el genocidio españolero al se les sometió no tuviera nada que ver……

  3. PPPfffffff, vaya artículo. No creo que se pueda considerar ninguno de los ejemplos como “civilización” (tal vez los anasazi) sino más bien como vestigios de tiempos pasados….
    Los clovis una civilización? Por unos pocos restos de cazadores de mamuths de hace 10.000 años?
    Por cierto, de acuerdo en una cosa con Joan: los mayas, aztecas o incas no desaparecieron, nos los cargamos a base de ejército y enfermedades. Pero vamos, volver al tema del conquistador genocida…. anda que entre ellos no se mataban y exterminaban si podían (aunque en menor escala).

  4. Joan se le ve el plumero.La civilización maya desapareció antes de la llegada de los conquistadores. Así como otras existentes en el nuevo mundo. No culpemos a los de siempre por todo un poco de subjetividad.

  5. Y dale con los titulares sensacionalistas.Yo creo que de misteriosamente desaparecidas nada de nada. se recomienda la lectura de “Colapso” de Jared Diamond porqué unas_sociedades_perduran_y_otras_desaparecen, buscadlo en Viquipedia y de paso de sus otros libros, entre ellos el Pullitzer “Armas, gérmenes y acero”, simplemente geniales y rigurosamente científicos

  6. Jared Diamond rigurosamente científico? Y citas Armas, gérmenes y acero… Tela marinera, el amigo Diamond escoge sabiamente las pruebas científicas que refuerzan sus hipotesis para dejar de lado las que tumban sus planteamientos.

    Un ejemplo: afirma que sólo las civilizacion urbanas alcanzan un grado de tecnología y organización necesario para convertirse en conquistadores militares. Genghis Khan, nómada a caballo, conquistó y creó el imperio más grande que jamás ha existido (el británico tiene menos mérito, se enfrentaban a civilizacion menos desarrolladas, Genghis puso de rodillas a reinos con mejores armas y mucho más avanzados tecnologicamente). Roma cayó a manos de gente que jamás vió una urbe hasta que tomaron Roma. Atila y los hunos, y tantos ejemplos más.

    Otro ejemplo, una civilización requiere de una alimentación variada para crecer y prosperar: mentira! Los incas con maiz y patata, occidente con el trigo o en asia el arroz. O cuando afirma que el grado y avance europeo se debe a la variedad en alimentación en Europa frente a Africa o America, cuando estos dos últimos contaban con una variedad de alimentos muy superior. O que Eurasia contaba con una mayor variedad y mayor número de animales, suena a lunático.

    Sobre las enfermedades que transmitieron voluntaria e involuntariamente los europeos a los nativos conquistados, que hay de la malaria o el dengue? Cuantos conquistadores mataron?

    Y en mi humilde opinión, la peor de todas: el cruce de culturas entre asia y europa. Son absolutamente surrealistas los planteamientos de Diamond, Europa está aislada de Asia por los alpes, los urales, el cáucaso, las estepas rusas y la meseta de anatolia. El este de Asia está separado del centro de Asia por desiertos y las montañas más altas del planeta. Los únicos intercambios culturales se producen pasada la edad media con el desarrollo de la navegación y las rutas comerciales a oriente.

    Diamond no debe ser nombrado en ningún debate, a menos que se quiera perder toda la credibilidad. Escoge las pruebas que refuerzan sus hipotesis e ignora las pruebas que evidencian sus errores, un mentiroso con una genial estratégia de marketing por parte de su editorial.

Deja un comentario