Los parques de atracciones abandonados son en sí mismos una contradicción. Lugares destinados a la diversión ahora sumidos en la niebla del olvido y que se ven solitarios, oxidados, rotos y ganados por la vegetación o la basura, lo que no es el mejor paisaje que quieren contemplar nuestros ojos.

Pero si a este panorama desolador le sumamos las leyendas urbanas que se fueron construyendo a lo largo del tiempo y le agregamos el recuerdo de alguna película de terror que le echa leña a este fuego, estamos ante un conjunto que puede tornarse francamente aterrador. Por eso te proponemos un paseo por los parques de diversiones abandonados que pueden llegar a provocarte mucho miedo. ¿Te apuntas?

1Gulliver’s Kingdom

Michael John Grist

A los pies del Monte Fuji, un lugar turístico por excelencia del Japón, funcionó entre 1997 y 2001 el Gulliver’s Kingdom. El complejo debió cerrar sus puertas por la constante merma de asistentes y por el mal manejo del banco inversor. Ahora, el gigante de más de 44 metros sigue atado al suelo, pero en vez de ser una opción para pasar un buen rato, se ve envuelto por un aura trágica. El parque fue construido junto al Bosque Aokigahara, tristemente célebre por ser un sitio elegido por los suicidas y que según las creencias populares, está habitado por demonios. Además, se cree que allí -donde las brújulas pierden su norte- van a parar las almas de los que mueren de forma violenta.

AnteriorSiguiente

Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.