Si quieres conocer Toledo en un día, lo primero que te tenemos que recomendar es que no lo hagas. Como es lógico, no siempre es posible, pero esta ciudad da para mucho, y en 24 horas sentirás que te quedas con ganas de más, mucho más. Así pues, si te puedes permitir recortar otra etapa del viaje, hazlo, porque Toledo es una localidad magnífica y merece la pena conocerlo al detalle.

No hay que olvidar que Toledo es una ciudad con una historia muy rica. Fue capital de España y en sus calles han convivido las culturas cristiana, musulmana y judía. Así pues, conocida como al Ciudad de las Tres Culturas, todas ellas han dejado un excelente legado y patrimonio que se conserva con cuidado y mimo hoy día.

Qué ver en Toledo en un día

Sea como fuere, si no te queda más remedio que visitar Toledo en un solo día, aquí te recomendamos los imperdibles. Descubre qué no te puedes perder cuando llegues a la capital de Castilla la Mancha, pues cada rincón del que hablaremos destila historia y belleza.

Mezquita Cristo de la Luz

Comenzar a conocer Toledo no requiere un punto en particular por el que arrancar. Pero te podemos recomendar la Mezquita Cristo de la Luz. Aunque hoy día se ha quitado la denominación de mezquita, pues es iglesia cristiana desde el siglo XII.

La Mezquita data del siglo X, y es una de la más antiguas que se conservan en España. Junto a ella descubrimos una antigua calzada romana. Además, si te fijas en el acceso, verás que has entrado por las Puertas de Bisagra, bajo la antigua muralla que rodea toda la ciudad antigua. Luego habrás pasado por la Puerta del Cristo de la Cruz. Ambas son muy bonitas.

Toledo en un día
Toledo en un día wikipedia

Disfrutando de las plazas, el Alcázar y la Catedral de Toledo

Hecha la primera parada, toca seguir descubriendo el patrimonio de Toledo. Y para ello seguiremos nuestro viaje por la Plaza de Zocodover. Aquí encontramos un centro social vital y clásico de los toledanos, donde antaño se ubicaban los mercadillos.

Toledo en un día
Toledo en un día wikipedia

Caminando por la zona, llegamos hasta el célebre Alcázar de Toledo. Seguro que has oído hablar de este fantástico ejemplo de arquitectura musulmana que permanece en buen estado en la ciudad.

Toledo en un día
Toledo en un día pixabay

No muy lejos espera la Plaza del Ayuntamiento, donde también se ubica el Palacio Arzobispal. Esta zona es el centro histórico y corazón de Toledo, de una gran belleza y enorme importancia administrativa tanto antes como hoy en día.

Y entre paseo y paseo, acabamos en la Catedral de Toledo. Un magnífico edificio gótico con un exterior fantástico. Una grandiosidad tanto en su interior como en su fachada y muros que seguro te dejarán de piedra, nunca mejor dicho. Se trata de la segunda catedral más grande de España entre las iglesias góticas, solo superada por la de Sevilla.

Toledo en un día
Toledo en un día wikipedia

Iglesias y camanarios

Si hay un patrimonio que ha llegado hasta nuestros días en buen estado ese es el cristiano. En Toledo encontramos la Iglesia de los Jesuitas, por ejemplo. Su fachada barroca es una verdadera preciosidad. Desde esta fantástica iglesia podemos acceder al campanario y descubrir un mirador espectacular con unas panorámicas de la ciudad increíbles.

Y no muy lejos alcanzamos la Iglesia de Santo Tomé. Un precioso ejemplo de arquitectura toledana magnificado por la célebre pintura de El Greco allí expuesta: El Entierro del Conde de Orgaz. Tanto el reciento como el mismo cuadro son espectacularmente bonitos y bien merecen una visita.

Sinagogas y patrimonio judío

Hasta ahora hemos centrado la visita en el patrimonio cristiano y musulmán. Pero como dijimos, Toledo es la Ciudad de las Tres Culturas, y el arte judío también está muy presente. Por ejemplo, en la Sinagoga del Tránsito, especialmente bonita en su interior. Data del año 1366 y guarda un precioso museo Sefardí.

Al salir de la Sinagoga del Tránsito, merece la pena echar un vistazo al Mirador sobre el río Tajo. Ofrece unas vistas espléndidas. Luego, coge camino hacia la Sinagoga Santa María la Blanca, de un estilo mudéjar espectacular y levantada con exquisito gusto.

Toledo en un día
Toledo en un día pixabay

Últimas visitas en Toledo

Una vez has conocido bien el centro histórico de Toledo, puedes aprovechar tus últimas horas en la ciudad para disfrutar de otros rincones magníficos de la zona. Bien sea, por ejemplo, en el Monasterio de San Juan de los Reyes. Este es un monasterio franciscano levantado en tiempos de los Reyes Católicos con una iglesia y un claustro maravillosos.

Y si te has quedado con ganas de disfrutar de la naturaleza, también Toledo tiene un enclave magnífico. Acércate a cualquiera de los Miradores del Tajo y disfruta de unas vistas fantásticas al río más largo de toda la Península Ibérica.

O también puedes conocer el Parador Conde de Orgaz, con bellas vistas hacia la ciudad. Podrías acercarte a la calle Alfilertios y descubrir bonitos bares y restaurantes en casas clásicas toleadanas donde disftutar de buen ambiente y clásicos como las carcamusas, los cocidos, el venado y la perdiz. O descubrir el Convento de San Pedro Mártir e incluso degustar los vinos con Denominación de Origen del lugar. O el Puente de Alcántara, el Hospital de Santa Cruz…

Y esto es solo lo que podrías hacer en Toledo en un día. Imagínate si disfrutas de esta fabulosa ciudad durante más tiempo. En tu mano queda.

Fuentes | leyendasdetoledo, spain.info y guias-viajar


Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

1 Comentario

  1. Afirmar que el Alcázar de Toledo es un “ejemplo de arquitectura musulmana” es no saber de lo que se habla.
    No dudo de que en sus cimientos pueda conservarse algún vestigio de su época musulmana (como de la romana, visigótica o medieval cristiana), pero tal como se aprecia actualmente conserva el estilo de su reconstrucción en el S. XVI por Alonso de Covarrubias, Villalpando y Juan de Herrera, por encargo de Carlos V. Aunque se aprecian diferencias decorativas en cada fachada, globalmente es un edificio renacentista.
    Como edificio militar, ha sufrido a lo largo de la historia incendios, destrucciones y reconstrucciones. Tras ser casi derruído en los primeros meses de la Guerra Civil, fue totalmente reconstruído (siguiendo los proyectos de los arquitectos mencionados) en 1950, por lo que no es de extrañar que permaneza aún “en buen estado”.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.