Público
Público

15 requisitos para que Garoña continúe

El Gobierno no descarta cerrarla central nuclear pese al informe del Consejo de Seguridad Nuclear

AGENCIAS

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha acordado por unanimidad una propuesta que informa favorablemente la solicitud de renovación por diez años de la licencia de autorización de explotación de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), en la que impone 15 condiciones generales (aplicables a todas las instalaciones nucleares españolas) y específicas (identificadas para la presente autorización).

Concretamente, antes del arranque tras parada por recarga de 2011, Garoña tendrá que cambiar el sistema de tratamiento de gases radiactivos en caso de accidente; y antes del arranque tras parada por recarga en 2013, deberá cumplir con el refuerzo de aislamiento de las penetraciones de los muros de contención, mejorar la indepenencia de los equipos y circuitos eléctricos, así como mejorar la protección contra incendios de equipos y sistemas de seguridad.

"Garoña es tan segura como las centrales francesas, suecas o americanas del mismo tipo", remarcó la presidenta del CSN, Carmen Martínez Ten, que hizo públicas las conclusiones del pleno del organismo regulador, tras presentar esta mañana en persona el dictamen al ministro de Industria, Miguel Sebastián. No obstante, recordó que de no cumplirse las condiciones impuestas, el Consejo puede suspender la operación de una central antes de llegar a los 40 años.

Martínez Ten, que lamentó las filtraciones del informe, registrado el pasado viernes en Industria, agradeció al Gobierno el "respeto en todo momento" al trabajo de los técnicos. "El tiempo de la autoridad reguladora y técnica ha concluido. Ahora empieza el tiempo político. El gobierno tiene un mes de plazo para decidir", resaltó.

El secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, aseguró este lunes que el Gobierno no descarta la posibilidad de cerrar la central nuclear de Garoña a pesar de que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se muestra a favor de ampliar en diez años su licencia de funcionamiento si cumple determinadas condiciones.

"No hay nada que se halla descartado y cualquier posibilidad está abierta", aseguró Marín en declaraciones a la prensa tras participar en una convención sobre energía eólica.

Marín explicó que el informe del CSN entró en el Ministerio de Industria el pasado viernes a última hora, por lo que será hoy cuando empiecen a estudiarlo.

Aseguró que lo analizarán con detalle y apuntó que la adopción de una decisión definitiva requerirá tiempo porque se trata de un asunto muy importante y en el que influyen multitud de factores.

"En estos momentos no hay ninguna posibilidad descartada", añadió Marín, que recordó que el Gobierno dispone de un mes para tomar una decisión.

Al ser positivo, el informe del CSN no es vinculante para el Ejecutivo, que podría decretar el cierre de Garoña, diseñada para funcionar hasta 2011.

La decisión final sobre el futuro de la central burgalesa será adoptada por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, que, dada la relevancia del asunto, podría elevarla al Consejo de Ministros, aunque no está obligado a hacerlo.

Más noticias de Política y Sociedad