Público
Público

El 20% de los españoles, incluidos los niños, podría padecer algún trastorno mental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 21,3 por ciento de la población mayor de 16 años podría padecer algún trastorno mental, un riesgo que también afecta al 22,1 por ciento de los menores de 4 a 15 años, según la Encuesta Nacional de Salud 2006-2007.

La Encuesta, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística entre junio de 2006 y el mismo mes de 2007, y presentada hoy por el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, pone de manifiesto que el 26,8 por ciento de las mujeres adultas y el 15,6 por ciento de los hombres presenta riesgo de "mala salud mental".

En la presentación de este informe, que por primera vez evalúa este aspecto, Martínez Olmos ha explicado que, entre los adultos, la encuesta detecta "ansiedades injustificadas", una "señal de alarma" que en el futuro podría convertirse en una patología mental.

En el caso de los niños, la encuesta analiza "la conducta, la hiperactividad, los problemas de relación con otros niños y la socialización", unos comportamientos que "se pueden corregir a tiempo".

Aunque Martínez Olmos ha reconocido que "los datos son relativamente preocupantes", la encuesta es "muy útil" porque "no hace diagnósticos" pero "sí permite intervenir a tiempo".

Según esta encuesta, siete de cada diez españoles considera su salud "buena o muy buena", aunque a mayor edad, peor percepción.

Uno de los asuntos que más preocupan a Sanidad es la creciente tendencia al sobrepeso.

Cuatro de cada diez adultos padece sobrepeso y 1,5 obesidad (el doble que hace veinte años), mientras que entre los menores de 17 años, dos de cada diez tienen sobrepeso y uno es obeso.

Para Martínez Olmos, la obesidad infantil es un problema "difícil de abordar" y que necesita la implicación de la sociedad y la familia, que son los que deben modificar los hábitos alimentarios e incentivar el ejercicio físico entre los jóvenes (el 17,6 por ciento de los niños y el 21,9 por ciento de las niñas son sedentarios).

"Tenemos un problema, pero se puede prevenir y podemos ganar esta batalla", ha subrayado.

Según la encuesta del INE, un tercio de la población no consume fruta fresca a diario, el 36 por ciento come dulces todos los días y el 17 por ciento refrescos con azúcar, mientras que sólo el 13,3 por ciento de la población toma un desayuno completo (lácteo, fruta e hidratos de carbono) y el 3 por ciento no desayuna nada.

Por el contrario, el Ministerio valora que en España se ha reducido el consumo de tabaco, especialmente entre las mujeres.

En 1993 el 32,1 por ciento de los mayores de 16 años fumaba a diario, cifra que en 2001 bajó al 31,7 por ciento y que en 2006 al 26,4 por ciento (31,6 por ciento varones y 21,5 mujeres).

En cuanto al alcohol, el 48,4 por ciento de los españoles mayores de 16 años consume bebidas alcohólicas habitualmente, aunque Sanidad advierte de que la población de entre 45 y 54 años es la que más riesgo tiene de padecer problemas relacionados con este consumo.

Sobre el uso de los servicios sanitarios, el informe refleja que la población que en los últimos veinte años se han duplicado las visitas a las urgencias hospitalarias (el 30 por ciento de los españoles usaron estos servicios en 2007).

Para Martínez Olmos, este dato muestra que hay que "reforzar la capacidad de resolución de la atención primaria" para evitar que los ciudadanos acudan a urgencias "por decisión personal".