Público
Público

El 40 por ciento de las casas de Gaza carece de agua potable

EFE

El 40 por ciento de las casas en la franja de Gaza, en las que habitan 600.000 palestinos, carece de agua potable debido a la falta de electricidad, servicio que se repondrá hoy al reanudar Israel el suministro de combustibles.

Fuentes palestinas informaron de que los camiones de hidrocarburos comenzaron a cruzar el puesto fronterizo de Najal Oz, junto al kibutz del mismo nombre, y que tardarán unos 45 minutos en llegar a la planta de la Compañía Palestina de Electricidad cuyas turbinas comenzarán a funcionar sobre las 12.00 (10.00 GMT).

La organización no gubernamental Oxfam International advirtió ayer que, de no reanudarse el flujo eléctrico, hoy cesarían de operar las plantas de bombeo en toda Gaza.

Esas plantas y las bombas empleadas para elevar el agua a los tanques, así como los generadores en hospitales y en plantas industriales estuvieron sujetas durante 40 horas a drásticos cortes de electricidad desde que el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, ordenó cesar el suministro de hidrocarburos en represalia por los ataques palestinos desde Gaza contra Israel.

Si no se reanuda la provisión de fuel y diesel para las turbinas de la Compañía Palestina de Electricidad y los generadores, toda Gaza quedará sin agua potable.

"Sin electricidad podemos vivir, y aún sin pan, pero ¿sin agua?", preguntó un residente del barrio Naser de la populosa ciudad de Gaza.

"Hace suficiente frío como para que se conserven los alimentos, de modo que abrimos lo menos posible la nevera y los chicos pueden vivir sin el ordenador, pero ¿sin agua?", agregó.

Oxfam Internacional advirtió sobre el peligro de la falta de diesel el sistema sanitario y las cloacas.

Después de cerrar los cinco pasos fronterizos de Israel con ese territorio palestino, Barak ordenó anoche reanudar le venta de fuel para producir electricidad y de gasóleo para cocinar, pero sigue la veda impuesta a la gasolina para los vehículos.

También autorizó el paso de medicinas vitales y de algunos alimentos consignados a la UNRWA, la Agencia de la ONU de ayuda a los refugiados palestinos, a los que proporciona harina, azúcar y otras vituallas básicas, pero no así frutas y hortalizas.

La radio israelí informó de que camiones frigorífico con decenas de toneladas de bananas, naranjas y otras frutas de invierno, así como aguacate y verduras, se hallan detenidos y esperando autorización para entrar en Gaza por el paso de Kerem Shalom.

Barak afirmó anoche que las Fuerzas Armadas seguirán "presionan sobre Gaza" hasta que los milicianos de Hamás, de la Yihad Islámica y de los Comités de la Resistencia Popular dejen de disparar sus cohetes Al Kasam.

No obstante, los milicianos palestinos lanzaron esta mañana al menos cuatro Al Kasam contra el sur de Israel, aunque sin consecuencias, y dispararon otros contra agricultores que trabajaban en un campo vecino del kibutz Ein Hasholoshá.

Más noticias de Política y Sociedad