Público
Público

74-72. El Joventut sobrevive gracias a su buen arranque

EFE

Pese a perder en tres de los cuatro parciales, el DKV Joventut aseguró la victoria en el primer partido del 'Last 16' de la Eurocopa frente al Aris griego gracias a su extraordinario arranque de partido, que le sirvió para vivir de rentas durante el resto del choque y resistir la resurrección del conjunto griego.

El Aris, un equipo con más historia que presente, reaccionó demasiado tarde. Su indolencia le costó el partido en Badalona, frente a un Joventut entusiasta al principio y asustado al final, salvado por la bocina. El equipo de Sito Alonso aún necesita madurar mejor sus partidos.

Aunque gobernó el marcador en todo momento, el Joventut fue de más a menos. Comenzó el partido mandando con autoridad, anulando al Aris y explotando su lanzamiento exterior. El equipo griego, plagado de veteranos, le ayudó a disfrutar de un inicio muy plácido, con una máxima ventaja de 18 puntos en el arranque del segundo cuarto (29-11).

El gran argumento ofensivo de la 'Penya', Clay Tucker, apareció al principio para contribuir al inicio fulgurante de su equipo, con tres triples en cuatro lanzamientos en el primer cuarto -el último, sobre la bocina-. El equipo de Sito Alonso estaba dispuesto a vivir un partido cómodo.

Pero cualquier victoria le cuesta más de la cuenta al conjunto de Badalona. En el segundo periodo, el Aris comenzó a ponerse las pilas y a buscar más recursos, no sólo el bloqueo en ataque, lo único que ofreció en el primer cuarto.

Acercándose poco a poco en el marcador (39-25, min. 16), afinando su defensa y castigando los errores propios del Joventut, el Aris se afinó. Kakiouzis, ex del Barcelona, comenzó a entrar en el partido y el tiro exterior del Aris comenzó a parecerse al de un equipo profesional.

Al descanso, el Joventut había convertido su colchón inicial en una ligera ventaja (48-36). Entonces, en la reanudación, apareció Richardson, el máximo anotador del partido. Discreto hasta entonces, el alero estadounidense se afinó y enganchó a su equipo al partido. El Joventut no encontró respuestas defensivas.

Un parcial de 2-9 convirtió lo que parecía un monólogo en un duro ejercicio de supervivencia (56-54, min. 28). Nervioso, con miedo a dejar escapar una victoria segura, al Joventut le tembló el pulso en el lanzamiento. También a Tucker, que sólo anotó dos puntos en los tres últimos periodos.

Una falta antideportiva señalada a un ex jugador del Joventut, Andy Betts, calmó a la Penya. A falta de cuatro minutos, el equipo catalán se fue a los diez puntos de ventaja (71-61).

Parecía suficiente, pero no estaba todo dicho: Miles, protagonista de un buen final de partido, perdió un balón clave a falta de un minuto.

Con 74-67 en el marcador, y pese a que no hubo noticias de Tucker, el Joventut amarró la victoria con más sudor que juego, en buena medida gracias a que el equipo griego, en lugar de lanzarse decididamente a por el triunfo, minimizó la derrota pensando sólo en la diferencia anotadora.

- Ficha técnica:

74 - DKV Joventut (26+22+14+12): Mario Fernández (6), Tucker (11), Tripkovic (13), Bueno (10), Norel (2) -cinco inicial-, Hernández-Sonseca (9), Valters (6), Koffi (8), Tomàs (4), Eyenga (3), Bogdanovic (2).

72 - Aris BSA (11+25+18+18): Richardson (17), Paunic (5), Clark (16), Kakiouzis (11), Betts (6) -cinco inicial-, Dikoudis (-), Hatzivrettas (2), Miles (13), Barlos (2) y Skordilis (-).

Árbitros: Taurino (ITA), Lopes (POR) y Vojinovic (MNE). Eliminaron por cinco faltas a Valters (min. 38).

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada del grupo I del Last 16 de la Eurocopa disputado en el Pavelló Olímpic de Badalona ante 3.683 espectadores.

Más noticias de Política y Sociedad