Público
Público

Abás no se presentará a la reelección en las presidenciales

El líder palestino se rinde tras cinco años de negociaciones fallidas con Israel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Decepcionado y exhausto, Mahmud Abás, de 74 años, ha dicho basta y anunció, en un solemne mensaje televisado de 15 minutos, su decisión firme 'no es una maniobra', precisó de no concurrir a las elecciones presidenciales y legislativas que él mismo ha convocado para el 24 de enero. Unas elecciones que no se sabe si acabarán celebrándose o no, puesto que la situación política es tan dramática que nadie sabe si son convenientes o no mientras perdure la división entre Cisjordania y Gaza.

El presidente palestino se rinde tras un lustro de negociaciones fallidas con Israel. Los cinco años se cumplirán el 11 de noviembre, quinto aniversario de la misteriosa muerte de Yaser Arafat. Durante el lustro transcurrido, tres primeros ministros Ariel Sharon, Ehud Olmert y Binyamin Netanyahu han dado largas a Abás mientras incrementaban la construcción a lo largo y ancho de Cisjordania, incluida Jerusalén.

El presidente palestino acusó a Israel de seguir con su expansión

Abás acusó a Israel de proseguir 'su expansión en Jerusalén Este, incluso bajo la mezquita de Al-Aksa'. También se dirigió a la opinión pública israelí, a la que advirtió que 'la paz es más importante que ningún capital político o coalición de gobierno'.

El todavía presidente responsabilizó a Hamás de 'rechazar cualquier intento de reconciliación nacional' y dar motivos a Israel para no negociar.

Las reacciones al discurso fueron en su conjunto de tristeza. Algunos analistas sugirieron que todavía existe un margen para que Abás se arrepienta y rectifique, aunque añadieron que para que esto ocurra sería necesario un giro de 180 grados de Israel, algo que no parece muy probable que suceda. Netanyahu no ha mostrado en ningún momento una actitud de diálogo sincero y realista y la mayoría del pueblo judío israelí está en la misma sintonía y apoya la política expansionista a costa de los palestinos.

El presidente Barack Obama ha hablado con Abás en al menos tres ocasiones en los últimos diez días para intentar persuadirlo de que continúe. Durante la noche del jueves se especulaba con que Obama habría tratado de convencer a Netanyahu por teléfono de que cediera y anunciara el fin de la construcción en las colonias judías, pero no habría conseguido su objetivo.

Obama intentó sin éxito convencer a Abás para que no se retirara

Hace diez días Abás ya comunicó a la dirección de Fatah que arrojaba la toalla y exigió que se buscara a otro candidato. Fue un aviso a Israel y a Estados Unidos. Los dirigentes israelíes ni siquiera se han inmutado. La mayoría ha calificado la crisis palestina de 'cuestión interna', como si no fuera con ellos.

La gota que ha colmado la paciencia de Abás ha sido la reciente decisión de la administración Obama de dar marcha atrás y no exigir el fin de la expansión israelí en Cisjordania, una expansión que viola las leyes internacionales, y también la misma Hoja de Ruta que estableció el Cuarteto, es decir, EEUU, la UE, Rusia y la ONU.

Fuentes diplomáticas europeas han dicho a Público que en las reuniones ministeriales de los 27 ni siquiera se habla del conflicto. Cuando algún ministro quiere introducir la cuestión, Alemania, Italia y otros países la bloquean y se niegan en redondo a hablar, de manera que ni siquiera existe un diálogo a nivel europeo.

Más noticias en Política y Sociedad