Público
Público

Se acabó la era del dinero barato

Trichet descarta la relajación de la política monetaria y el Euribor continúa en niveles récord

PÚBLICO.ES

Se desvanecen las ilusiones de los miles de españoles que firmaron una hipoteca en los últimos dos años bajo la premisa de que "los tipos de interés han tocado techo". Los expertos ya no sólo no esperan que el Banco Central Europeo (BCE) rebaje los tipos sino que apuntan incluso a una subida en los próximos meses. El principal termómetro del precio del dinero, el Euribor, ha remontado en las últimas semanas hasta situarse al borde del 5%, un nivel que no alcanzaba desde el año 2000.
Los últimos datos de inflación en la zona del euro, con una moderada rebaja de tres décimas hasta un 3,3% de media, han reafirmado al presidente del BCE, Jean Claude Trichet, de su postura en los últimos meses. Ayer mismo, Trichet aseguró en Bruselas que la institución que dirige no se relajará en la lucha contra la inflación y garantizará "la estabilidad de los precios a medio plazo".


Puntal del crecimiento
Además, el guardián de la moneda única ha encontrado un balón de oxígeno para su política restrictiva en una nueva amenaza al alza de los precios: el excepcional crecimiento de Alemania en el primer trimestre. La economía germana ha experimentado la mayor subida intertrimestral de los últimos 12 años (1,5%), y una subida interanual del 2,6%.
Así, antes incluso de la aparición de estos datos el propio ministro de Economía español, Pedro Solbes, advertía en su primera comparecencia en el Congreso de que las familias deben acostumbrarse al final de la era del dinero barato. Solbes apoya el criterio europeo de que una moderación de los precios garantiza el crecimiento a largo plazo. Sin embargo, el quid de la cuestión está en que también las empresas deben acostumbrarse a que sus proyectos no encuentren el mismo apoyo. El encarecimiento del crédito a las pymes es uno de los aspectos a tener en cuenta en la desaceleración de la economía.Tampoco parece que la Reserva Federal tenga en mente más descensos en el corto plazo. Los tipos de interés en EEUU ya están en un liviano 2% y los últimos indicadores lanzan señales mixtas (ayer se conoció la recuperación de la construcción de nueva vivienda) que pueden disuadir de nuevos recortes. Además, una nueva rebaja en el precio del dinero en EEUU pueden provocar un desplome del dólar, actualmente en niveles de mínimo histórico (ayer el euro se canjeaba a 1,55 dólares). En 2001, cuando la Fed comenzó a relajar su política, el euro se cambiaba a 0,90 dólares, lo que dio un amplio margen de maniobra para bajar tipos.

Más noticias de Política y Sociedad